5.3. Utilización de medios

/ 5. Colocación de Piedra/ 0 comentarios

6 . Utilización de los medios auxiliares para la manipulación y el traslado de los elementos singulares.

Tanto para el acopio de los elementos de piedra como para su acarreo dentro de las obras, se usarán medios auxiliares, pero también para su colocación si se trata de elementos pesados como bloques de granito en escalera o por ejemplo, una estatua.

En cuanto a los sistemas de elevación y suspensión, se emplean todo tipo de medios, tales como grúas, eslingas o cuñas para poder desplazar el material desde el lugar de acopio hasta su posición final. Con las eslingas se sujeta el elemento y con las cuerdas o cables guía se ayuda para dejarlo bien situado.

6.1. Equipos, herramientas y útiles empleados en la colocación de elementos singulares:

Entre los equipos, herramientas y útiles empleados en la colocación de elementos singulares de piedra natural, se puede distinguir entre herramientas de mano, herramientas o equipos eléctricos, instrumentos y útiles para medir y guiar y otras herramientas auxiliares para preparación de pastas y varios.

– Preparación: las herramientas, equipos y útiles deben encontrarse en perfecto estado antes de acometer las obras.

– Manejo: el uso de las herramientas, equipos y útiles se reserva para el personal cualificado.

– Operaciones de mantenimiento: las herramientas, equipos y útiles deben utilizarse según el manual de instrucciones del fabricante y deberán realizarse periódicamente las operaciones de mantenimiento indicadas,

– Operaciones de limpieza: las herramientas, equipos y útiles deben limpiarse antes de finalizar cada jornada.

– Almacenamiento: deben almacenarse limpios y perfectamente ordenados en un lugar habilitado como almacén.

▷ Equipos de manutención: Transpaletas | Bricolemar

6.2. Procesos y condiciones de calidad en la colocación de elementos singulares de piedra.

Las obras de elementos singulares de piedra son de naturaleza decorativa y requieren una especial atención. Para que las obras cumplan las expectativas deseadas, se deben garantizar las calidades tanto de los materiales como de su ejecución. El plan de control de obra determinará en lotes (divisiones) las condiciones de calidad que se deben cumplir en cada proceso relacionado con la colocación de los elementos singulares de piedra.

6.3 Puntos de control de la calidad.

Para controlar adecuadamente las operaciones de colocación de piedra natural en elementos singulares, se establecen una serie de puntos de control basándose en la calidad de los materiales de piedra y productos relacionados, los procesos de ejecución y el resultado final de la obra.


7. Calidad de los materiales y productos.

Los materiales y productos deben cumplir las características exigidas en proyecto y deben tener marcado CE para los casos en que se les exija o los distintivos de calidad que indique el proyecto. Además, deberán ser acordes a la normativa vigente y cumplir el plan de calidad de la obra.

Los materiales deben comprobarse en la recepción previamente al proceso de los acopios. Este sería el primer punto de control en la obra relacionado con la ejecución.

7.1. Calidad en el proceso.

Para que el proceso de ejecución tenga calidad, se deben establecer puntos de control en cada una de las fases de la obra. Por lo tanto, los puntos van a variar en función del tipo de obra a ejecutar, de sus dimensiones e incluso de los materiales a emplear. Aunque el control de calidad se basará en et plan de control de calidad preestablecido, en general se pueden establecer, al menos los siguientes puntos de control:

– Recepción del material: verificar la calidad exigida del material, mínimo un punto de control por material y lote,

– Acopios: verificar almacenaje según el fabricante, mínimo un punto de control por cada material y lote,

– Soporte y bases: verificar cada capa, mínimo un punto de control para el soporte y lote y un punto de control para cada capa intermedia y lote.

– Colocación de la piedra: verificar la colocación de piedra, al menos un punto por cada zona diferenciada,

– Puntos singulares: verificar piezas especiales y remates.

Control de Calidad del Mármol en Cantera y Fábrica

7.2. Calidad en el resultado.

Además del control de los procesos, se debe establecer un control de calidad en el resultado final. En realidad, la calidad en el resultado es la suma de un buen control durante todo lo que significa la obra, desde su idea hasta sus acabados. Por lo tanto, para que el resultado sea satisfactorio, debe realizarse un control exhaustivo de los materiales y de los procesos, así como del proyecto y de la documentación, durante toda la obra. Se deberán controlar al menos los aspectos que se enumeran a continuación:

– Comprobar replanteos.

– Comprobar nivelaciones.

– Comprobar alineaciones de juntas.

– Comprobar planeidad.

– Comprobar aspecto final.

– Comprobar limpieza.

7.3. Defectos de colocación. Causas. Soluciones.

Algunos de los defectos de colocación de los elementos singulares de piedra son, entre otros:

– Cejas o pestañas entre piezas.

– Falta de planeidad.

– Desplomes.

– Alineaciones indebidas.

– Nivelado inadecuado.

– Descuelgues o movimiento de los elementos.

– Desviaciones en las diagonales y otras dimensiones.

– Irregularidades.

Los defectos de colocación de los elementos singulares de piedra suelen corresponder a las siguientes causas:

– Caso omiso de las indicaciones de la dirección de obra o del proyecto.

– Errores en el replanteo y los nivelados.

– Uso de materiales defectuosos o mal dosificados.

– Uso de herramientas inapropiadas.

– Falta de pericia de los operarios en la ejecución.

Cuando se produce un defecto en la colocación de un elemento singular de piedra, lo primero que se debe observar es si está dentro de las tolerancias permitidas. En caso de que el error sea mayor de lo que la norma correspondiente tolera, se deben subsanar los defectos reponiendo las partes o recolocándolas si es posible.

Deja un comentario