colocación de piedras naturales

5.2 Requisitos de calidad

4. Requisitos de calidad de los elementos de piedra natural, Principales defectos.

Las piedras naturales deben cumplir las características exigidas en las diferentes normas. Lo primero que se debe comprobar es si la piedra tiene marcado CE, ya que, cuando un fabricante identifica su producto con dicho marcado, indica que este es conforme a las normas armonizadas y que cumple con las directivas europeas.

– En la recepción del material, hay que centrarse en las siguientes cuestiones:

– El material es el designado en proyecto.

– El material tiene la documentación exigida (marcado CE). El marcado CE es obligatorio para algunos materiales, como baldosas, adoquines y bordillos. Se debe comprobar la obligatoriedad o no del marcado y en caso de que sea así, si lo tiene en el propio producto o en el envase.

Normativa sobre piedras naturales para Construcción:

Los productos de piedra para Construcción deben cumplir las normas generales derivadas de su aplicación concreta (Código Técnico):DB- SE- F. Resistencia y Estabilidad DB- HE. Comportamiento térmico. DB- HR. Comportamiento acústico. Productos con marcado CE: Baldosas, adoquines y bordillos exterior; Placas, plaquetas y baldosas interior; Pizarra y piedra para cubierta inclinada; Piezas para fábrica de albañilería. (SEC 3-4: Marcado y Declaración + Ensayo Inicial).

– El material ha sido ensayado según el Plan de control de la obra.

Los principales defectos son:

– El aspecto visual es adecuado. Se deben comprobar las dimensiones del producto y su estado.

– Pelos o grietas.

– Coqueras (huecos).

– Nódulos (elementos incrustados difíciles de tallar).

– Manchas.

– Exfoliaciones.

– Variación en las dimensiones.

– Variaciones en la tonalidad.

4.1. Compatibilidad entre materiales pétreos y demás materiales de la obra.

El contacto con distintos tipos de materiales puede producir variaciones físico-químicas a corto o largo plazo, especialmente cuando el contacto entre ellos es directo y sobre todo cuando se trata de un tratamiento sobre el material (por ejemplo un barniz sobre la piedra). Por eso, hay que asegurarse mediante las fichas técnicas o ensayos de laboratorio de que los materiales son plenamente compatibles. En el caso contrario, podría afectar a su durabilidad.

Cuando se trabaja en obra con los materiales y distintos elementos constructivos, se procura comprobar con especial atención todos los parámetros establecidos en el control de calidad de la obra (plan de control) y se pone especial atención a los puntos singulares. Cabe decir que las zonas donde interaccionan materiales de distinta naturaleza son puntos clave del control de su compatibilidad.

5. Técnicas de colocación de elementos singulares.

Las técnicas de colocación de los elementos singulares vendrán definidas en el proyecto de la obra y tendrán en cuenta el tipo de piedra, sus dimensiones, su ubicación, los medios auxiliares necesarios para su transporte y puesta en obra y las características del soporte sobre el que se va a colocar, así como el tipo de uniones entre el elemento y el soporte. Normalmente, se utilizan ligamentos del tipo mortero y adherentes combinados con sistemas de fijación mecánica.

5.1. Morteros y adherentes.

El material de agarre de la piedra puede clasificarse en dos grupos fundamentalmente:

Morteros de capa gruesa.

Materiales adherentes o adhesivos de capa fina.

Los morteros de agarre de capa gruesa de cemento son más empleados para la colocación de elementos sobre superficies horizontales rígidas o el propio terreno, aunque  en ocasiones, son completados con capas finas de adhesivos aplicadas en la base del elemento a colocar. Se trata de un sistema económico que se adapta a las posibles irregularidades del material y es apto para elementos de peso, como pueden ser bancos o bordillos.

Los adhesivos ofrecen una gran adherencia y son aptos para cualquier soporte, pero son más corrientes para formatos más ligeros tipo baldosa o mosaico.

5.2. Anclajes metálicos.

El anclaje metálico consiste en sujetar de forma puntual o continua con elementos metálicos la parte trasera de la pieza al soporte. Existe un gran número de sistemas de fijación mediante anclajes mecánicos. Los sistemas de fijación pueden ser vistos u ocultos. Para asegurarse de que la fijación es correcta, hay que comprobar la resistencia a flexión, de impacto y de arrancamiento del sistema.

5.2. Proceso general de colocación de elementos singulares: fases y procesos, principales actividades, secuencia de los trabajos.

Para establecer un proceso general en la colocación de los elementos singulares de piedras, se va a distinguir en tres sus fases y procesos, las actividades principales de dichas fases, la secuencia de los trabajos y los recursos materiales y humanos que son necesarios para la colocación de los mismos:

– Fases y procesos: en general, se puede hablar de tres fases, la fase de replanteo, la fase de preparación del soporte y la fase de colocación del elemento.

Ladrillos e historia de la ciudad - Lanza Digital - Lanza Digital

– Principales actividades: en la fase de replanteo, se marcan las posiciones de los elementos a colocar mediante utensilios topográficos y similares. En la fase de preparación del soporte, se realizan las operaciones previas de limpieza y secado. Además, se realizan las distintas capas de regularización y nivelado e incluso se pueden dejar elementos de fijación ya embutidos en el soporte. En la fase de colocación, se preparan las masas de unión del elemento y sus anclajes y se coloca el elemento, cuidando sus niveles y plomos.

– Secuencia de los trabajos: la secuencia de los trabajos puede variar, pero en general puede ser: limpieza general, replanteo, preparación del soporte, preparación de anclajes, preparación de las masas y colocación del elemento.

– Recursos materiales: los materiales deben ser conforme a la memoria, los planos y el pliego de condiciones del proyecto.

– Recursos humanos: la mano de obra debe ser cualificada para la tarea concreta a realizar.

5.3. Identificación de las características de la obra a partir de documentación técnica.

La documentación técnica recoge las características de los elementos de piedra y distintos materiales de la obra, así como sus características y su descripción detallada.

La documentacio tecnica de la obra

5.4. Características de las piezas de piedra: dimensiones, acabados. Características del soporte.

Las piezas de piedra se caracterizan principalmente por sus dimensiones y por sus acabados, aunque también son importantes algunos aspectos visuales, como el color o el tono, y otros relacionados con su naturaleza. En todos los casos, independientemente de sus usos, tendrán que cumplir las prescripciones de las normas UNE (Una Norma Española) que les correspondan.

Características del soporte.

Los soportes deben ser estables y garantizar la estabilidad de los elementos a colocar, estar limpios, nivelados y endurecidos. Se puede tener como soporte la tierra natural, soportes directos como las cimentaciones, la capa de nivelación, los forjados y revestimientos, o soportes indirectos, como pequeñas estructuras o sistemas de anclaje.

Algunos tipos de acabados son:

– Abujardado: superficie tratada que presenta pequeños cráteres.

– Apiconado: se trata la superficie con un puntero o pico.

– Apomazado: pulido sin brillo.

– Granallado: la piedra se granalla con arena a presión.

– Natural: sin ningún acabado superficial, solo cortada.

– Pulido: la superficie se presenta plana, lisa y con brillo.

– Labrado: tiene acanaladuras semicilíndricas, como líneas oblicuas.

– Serrado: la superficie queda plana, pero áspera y con ligeros surcos y ondulaciones. Suele quedar mate en tono claro.

5.5. Realización de croquis. Realización de plantillas. Manejo de útiles de dibujo.

El croquis es un dibujo a mano alzada que sirve para tomar datos de la obra a ejecutar, como mediciones y formas geométricas. El croquis no tiene más datos de los que se necesitan saber para realizar el trabajo. Por lo tanto, se debe emplear el tiempo necesario, pero no más.

El croquis también puede ser una toma de datos de una solución constructiva o de una explicación que se reciba de la dirección de obra, puede ser un boceto que recoja ideas y, aunque normalmente se hace a mano alzada, puede realizarse con reglas o con otros medios, incluso con herramientas informáticas.

Una plantilla es una herramienta de diseño que consiste en darle forma a un material y dicha forma utilizarla como molde de repetición o para trasladar medidas. Las plantillas pueden hacerse con todo tipo de materiales, como: papel, plásticos, madera o incluso acero. Son muy útiles para hacer cajeados en las piezas y hacer formas o ángulos. También se pueden hacer para colocar mosaicos y puzles.

Resultado de imagen de plantillas de carton para molde de lavamanos
Resultado de imagen de plantillas de carton para molde de lavamanos

5.6. Soporte: tipos, materiales, características, geometría, resistencia. Patologías y errores más comunes.

Es posible encontrarse soportes directos sobre los que colocar el elemento (tierra natural compactada, soleras, capas rígidas, paramentos, revestimientos, cimentos y forjados) o indirectos (estructuras y subestructuras ancladas). El material más empleado como soporte principal es el hormigón en los casos de soportes directos y el acero en el caso de que se utilicen estructuras portantes.

Cuando hay que trabajar en exteriores y sobre el suelo, se debe realizar previamente el desbroce y la limpieza del mismo. Luego se procede a nivelar y compactar. Se realiza el replanteo oportuno y se ejecuta una cimentación para soportar el peso.

5.7. Elementos singulares recibidos en obra: identificación, comprobaciones, elementos de protección.

Cuando se reciben los elementos singulares en la obra, hay que identificarlos en relación a la documentación técnica y comprobar que satisfacen los requisitos antes de proceder a su aceptación. A su vez, los elementos deben acopiarse o almacenarse hasta su puesta en obra garantizando su integridad.

En la documentación técnica, se pueden encontrar los distintos elementos que se van a utilizar en la ejecución, por lo que será fácil identificar si un elemento pertenece a la obra, cuál es y si coincide con lo que se demanda.

Cuadro de texto: Tanto para el acopio de los elementos de piedra como para su acarreo dentro de las obras, se usarán medios auxiliares, pero también para su colocación si se trata de elementos pesados como bloques de granito en escalera o por ejemplo, una estatua.
En cuanto a los sistemas de elevación y suspensión, se emplean todo tipo de medios, tales como grúas, eslingas o cuñas para poder desplazar el material desde el lugar de acopio hasta su posición final. Con las eslingas se sujeta el elemento y con las cuerdas o cables guía se ayuda para dejarlo bien situado.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Abrir chat