https://www.labrarte.com/category/blog/prevencion-de-riesgos-laborales/

1.5. Riesgos habituales

3.Riesgos habituales en el sector de la construcción

Los trabajadores del sector de la construcción están expuestos a la acción de numerosos agentes ambientales de tipo químico, físico y biológico. Estos agentes implican la presencia de riesgos, muchos de ellos de difícil identificación, debido a la gran variedad y cantidad de sustancias, productos y situaciones que se ponen en juego durante la ejecución de la obra.
Los efectos dañinos para la salud varían desde una simple irritación conjuntiva o dérmica de duración muy reducida, hasta enfermedades crónicas y/o desarrollo de cáncer como resultado de una exposición prolongada y continuada en el tiempo a determinados agentes.

3.1. Formas de accidente

Un accidente de trabajo es el que sucede al trabajador durante su jornada laboral o bien en el trayecto al trabajo o desde el trabajo a su casa. En este último caso el accidente recibe el nombre de in itinere. El artículo 115 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales lo define como:
«La lesión corporal que el trabajador sufre con ocasión o consecuencia del trabajo que ejecuta por cuenta ajena». Para que un accidente de trabajo sea considerado como tal es necesario que se cumplan las siguientes características:

Lesión corporal, que puede ser física o psíquica.

Que el trabajador sea por cuenta ajena o esté dado de alta en la contingencia de accidente de trabajo como autónomo por cuenta propia.

También se extiende el concepto a los trabajadores socios de sociedades mercantiles.

Que el accidente con ocasión o por consecuencia del trabajo.
No se considerará accidente de trabajo:
La Imprudencia temeraria, aunque sí la imprudencia profesional.
El accidente que se produce en el puesto de trabajo cuando el accidentado está cometiendo un delito doloso.
Los infartos de miocardio, trombosis, hemorragias cerebrales o similares si no son producto del trabajo.
Los accidentes se clasifican por su gravedad y por si originan o no baja médica del siguiente modo:
Leves: gravedad baja y sin secuelas, son frecuentes.
Graves y mortales: gravedad alta, éstos son poco frecuentes.

3.2. Medidas de prevención y protección

Cumplir de una forma activa las instrucciones y medidas preventivas que adopte el empresario.
Velar por su propia seguridad y la de aquellas personas a quienes pueda afectar su actividad.
Asistir a las actividades formativas sobre PRL organizadas por el empresario.
Evitar el consumo de cualquier sustancia que pueda alterar la percepción de riesgo en el trabajo.
Acceder únicamente a las zonas de trabajo que ofrezcan las garantías preventivas necesarias.
No poner fuera de funcionamiento y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad existentes.
Levantar pesos con la espalda recta y realizar la fuerza con las piernas, nunca con la espalda.
Respetar la señalización de seguridad colocada en la obra.
Utilizar la herramienta adecuada según el trabajo que se quiere realizar.
En caso de producirse cualquier tipo de accidente en la obra, avisar inmediatamente a sus superiores.
Conocer la situación de los extintores en la obra.
No permanecer bajo cargas suspendidas.

4.Prevención de riesgos en tajos de edificación.


4.1. Tajos auxiliares (instalación de medios auxiliares y de protección colectiva)

Escaleras de mano
Identificación del Riesgo
Caída de objetos.
Caída de personas a distinto nivel.
Medidas preventivas
El acceso de los operarios a las escaleras de mano se hará de uno en uno.
El ascenso o descenso a las escaleras de mano se hará frontalmente, es decir mirando a los peldaños.
Se instalarán de forma que su apoyo inferior diste de la proyección vertical del superior 1/4 de la longitud del larguero.
No apoyar la base sobre objetos o lugares poco firmes.
Utilizar el cinturón portaherramientas.
Está prohibido el uso de escaleras de mano para salvar alturas superiores a 5 m.
Andamios colgados
Identificación del Riesgo
Caída de objetos.
Caída de personas a distinto nivel.
Caída de personas al mismo nivel.
Medidas preventivas

Las plataformas a colgar cumplirán con los siguientes requisitos:
Barandilla delantera de 90 cm de alto con pasamanos, listón intermedio y rodapié.
Barandilla idéntica a la anterior, de cierre de tramos de andamiada colgada.
Barandilla trasera y laterales de altura mínima 90 cm.
En prevención de movimientos oscilatorios, se establecerán en los paramentos verticales “puntos fuertes” de seguridad en los que amarrar los arriostramientos de los andamios colgados.
Las andamiadas permanecerán niveladas sensiblemente en la horizontal, en prevención de accidentes por resbalón sobre superficies inclinadas.
Andamios metálicos
Identificación del Riesgo
Caída de objetos.
Atrapamiento por o entre objetos.
Caída de personas a distinto nivel.
Lesiones o golpes /cortes por objetos o herramientas.
Medidas preventivas
Utilización de andamios homologados y permitidos por la legislación vigente.
La comunicación vertical del andamio tubular quedará resuelta mediante la utilización de escaleras prefabricadas (elemento auxiliar del propio andamio).
Las plataformas de trabajo tendrán un mínimo de 60 cm de ancho limitándose por delante, por detrás y lateralmente por un rodapié de 15 cm y una barandilla sólida de 90 cm como mínimo, montada sobre la vertical del rodapié con pasamanos y listón intermedio.
Estará prohibido iniciar un nuevo nivel de andamio sin haber concluido el nivel de partida con todos los elementos de estabilidad.
El uso de arnés de sujeción durante el montaje y desmontaje será obligatorio.
Las cruces de San Andrés se colocarán por ambos lados.
Andamios sobre borriquetas
Identificación del Riesgo
Caída de objetos producidas al dispersar la herramienta por la superficie de la plataforma de trabajo.
Caída de personas a distinto nivel producidas al realizar un uso incorrecto de las protecciones colectivas.
Caída de personas al mismo nivel por tropiezos con herramientas y materiales.
Lesiones o golpes/cortes por objetos o herramientas durante las operaciones de montaje, al realizar un uso inadecuado de la herramientas.
Medidas preventivas
Las borriquetas metálicas deben disponer de cadenillas limitadoras de apertura.
Las borriquetas se montarán perfectamente niveladas.
Las distancias entre apoyos no deben sobrepasar los 3,5 m.
Las plataformas de trabajo sobre borriquetas tendrán una anchura mínima de 60 cm, (tres tablones trabados ente sí) y de 7 cm de grosor como mínimo.
No deberá sobresalir más de 40 cm las plataformas de trabajo por los laterales de las borriquetas para evitar el vuelco por basculamiento.
Quedará prohibido el uso de bidones, pilas de sacos, bloques, etc., a modo de borriquetas.


4.2. Demoliciones (manual y mecánica)

Los accidentes más comunes en las demoliciones son:
Fractura de piernas.
Pinchazos por clavos en las extremidades superiores e inferiores.
Golpes por objetos o herramientas en distintas partes del cuerpo.
Caídas al mismo o distinto nivel.
Atrapamiento por objetos.
Proyección de partículas en los ojos.
Medidas preventivas
Sanear cada día al finalizar y al inicio de trabajos, todas las zonas con riesgo inminente de desplome.
Colocación de testigos en lugares adecuados, vigilando su evolución durante toda la demolición.
El derribo debe hacerse a la inversa de la construcción planta a planta, empezando por la cubierta de arriba hacia abajo.
Se procurará en todo momento evitar la acumulación de materiales procedentes del derribo en las plantas o forjados del edificio, ya que lo sobrecargan.
Al retirar las tejas, las cubiertas se harán de forma simétrica respecto a la cumbre, y siempre desde esta a los aleros.
Las vigas, armaduras y elementos pesados, se desmontarán por medio de poleas o grúas.
El escombro se ha de evacuar por tolvas o canaletas, por lo que esto implica la prohibición de arrojarlo desde lo alto al vacío.
Los escombros producidos han de regarse de forma regular para evitar polvaredas.


4.3. Movimientos de tierras, vaciados, zanjas


Identificación del Riesgo ni
Vuelcos, Atropellos, Atrapamientos, Proyecciones.
Desplomes de tierras a cotas inferiores.
Vibraciones, Ruido, Polvo ambiental.
Desplomes de taludes sobre la maquinaria.
Desplomes de árboles sobre la maquinaria.
Caídas al subir o bajar de la máquina.

Medidas preventivas
Máquinas de movimientos de tierra dotadas de faros de marcha adelante y de retroceso, freno de mano, bocina automática de retroceso, retrovisores en ambos lados, pórtico de seguridad antivuelco y antiimpactos y un extintor.
Serán inspeccionadas diariamente controlando su buen funcionamiento.
El coordinador de Seguridad redactará un parte sobre las revisiones realizadas a la maquinaria que presentará al Jefe de Obra y la Dirección Facultativa.
Se prohibirá trabajar o permanecer dentro del radio de acción de esta maquinaria.
En el tiempo de parada de las máquinas se señalizará su entorno con “señales de peligro”
Medidas de protección
Uso de casco de seguridad.
Utilizar guantes de seguridad.
Utilizar botas de seguridad.
Utilizar gafas antiproyecciones.
Circular siempre por el camino indicado, para evitar entrar en el radio de acción de la máquina.
No anular nunca los resguardos y dispositivos de seguridad de las máquinas o equipos.

4.4. Estructuras de hormigón (encofrados, armaduras, prefabricados)

Identificación del riesgo
Caídas de objetos por desplome.
Sobreesfuerzos.
Exposición a temperaturas extremas.
Contactos eléctricos.
Incendios.
Atropellos, golpes y choques con o contra vehículos.
Proyección de fragmentos o partículas.
Atrapamiento por o entre objetos.
Medidas de protección
Medios de bloqueo de la grúa si se excede de la carga máxima.
Casco homologado
Botas de seguridad con puntera reforzada.
Guantes de cuero.
Guantes de seguridad.
Todos los trabajadores dispondrán de chalecos reflectantes cerca de las vías de circulación.

4.5. Estructuras metálicas

Identificación del riesgo
Caídas a mismo y distinto nivel.
Caídas por desplome y derrumbamiento.
Caídas de objetos en manipulación.
Caídas de objetos desprendidos.
Pisadas sobre objetos.
Choques y golpes contra objetos inmóviles o móviles.
Golpes y cortes por objetos y herramientas.
Proyección de fragmentos y partículas.
Atrapamiento o aplastamiento por o entre objetos.

Medidas preventivas
Información, señalización y balizado.
Instalación de protección vertical.
Orden y limpieza.
Revisión, mantenimiento.
Permanecer alejado del radio de acción de las máquinas o bajo cargas suspendidas.
Equipos de protección individual.

4.6. Cerramientos y particiones

Cerramientos
La ejecución de la capa exterior de un cerramiento se podrá realizar de dos formas:
Desde el interior de las plantas, para lo que debemos utilizar medidas de protección colectiva en todo el perímetro que impidan las caídas.
Desde el exterior, en cuyo caso debemos disponer de plataformas auxiliares a los operarios que la ejecutan.

Particiones
Entendemos como tabiques o particiones aquellos elementos constructivos que no intervienen en la estabilidad del edificio y están destinados a separar en cada piso, las diferentes habitaciones o estancias.

Identificación del riesgo
Golpes en miembros superiores e inferiores.
Caídas a nivel.
Sobreesfuerzos.
Atrapamiento.
Contacto eléctrico.
Medidas de seguridad
Se corresponden con las medidas de seguridad de trabajos en altura.
Las herramientas eléctricas a utilizar deben ser seguras, poseer doble aislamiento.

Las escaleras de dos hojas a utilizar para estos trabajos no deben sobrepasar los 6,00 m de altura. Deben ser rígidas y estables.
La escalera no debe pintarse a fin de no tapar posibles fallos.
La escalera debe ser apoyada sobre un plano nivelado y firme.
Se prohíbe utilizar las escaleras como caballetes para colocar tablones a fin de conformar una plataforma de trabajo.


4.7. Cubiertas

El sistema de protecciones colectivas que se va a emplear en los trabajos de construcción de la cubierta debe estar claramente definido tanto en el Estudio como en el Plan de Seguridad y Salud.
En el caso de estructuras prefabricadas o estructuras metálicas como suele ser el caso de naves industriales, la mejor solución es que a la hora de montar los elementos constitutivos de la estructura, éstos integren el sistema de protección colectiva perimetral que se va a emplear.
Las soluciones pueden ser variadas, desde barandillas tipo sargento, hasta barandillas de balaustres embutidas en casquillos metálicos soldados a la estructura.
En cubiertas inclinadas, habitualmente en edificios de viviendas, la mejor solución no suele ser mantener el mismo sistema de barandillas utilizado durante la fase de estructura.


Recomendaciones para la utilización de redes
Instalarlas bajo la zona de trabajo y de circulación.
Montarlas lo más cerca posible de la superficie de trabajo, para que en el caso de una caída eventual, el operario no pueda encontrar en su trayectoria ningún obstáculo de la estructura inferior. Su instalación la efectuarán equipos especializados.

Controlar el estado de las redes en el tiempo ya que sus cualidades mecánicas se ven alteradas en particular por los rayos ultravioletas y la humedad.
La instalación de barandillas perimetrales.

4.8. Acabados

Si la estructura es de ladrillo, de hormigón o bloques, el acabado exterior puede requerir un enfoscado para obtener una superficie donde se pueda colocar la piedra. El de cantero es un oficio tradicional. Los riesgos principales son:
La severa fatiga en los brazos y la espalda a causa del acarreo de los materiales y de las placas de piedra.

4.9. Aislamientos e impermeabilizaciones

Si el acabado requiere la instalación de materiales de instalación térmica o acústica, como suele ocurrir en los bloques de apartamentos y edificios comerciales, estos pueden venir en forma de planchas o baldosas que se cortan, bloques que se unen, entre sí o a una superficie con cemento, o líquidos que se proyectan. Los riesgos incluyen la exposición al polvo, que puede ser irritante y dañino.
No se usarán materiales que contengan amianto. Si se usan fibras minerales artificiales, los operarios deberán usar protección respiratoria y ropas protectoras para evitar irritaciones cutáneas.

» Juego de la Ruleta «

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Abrir chat