https://www.labrarte.com/category/blog/mamposteria/

3.13. Repaso de Conceptos

1. Introducción.

La piedra natural es un material de construcción utilizado desde el comienzo de las civilizaciones. Sustituyó a materiales más débiles y en la construcción de viviendas en regiones donde predomina su presencia natural se ha llevado a su máxima expresión y explotación en elementos constructivos. Su resistencia, durabilidad en el tiempo, diseño, valor ornamental y coste son los parámetros a tener en cuenta para seleccionar la piedra como material de construcción.

Poco a poco ha ido evolucionando la forma constructiva, por lo que otros materiales han relegado a la piedra natural a cubrir necesidades de ornamentación y decoración, revestimientos de elementos verticales y horizontales de forma superficial. Pero el auge del mantenimiento y recuperación del patrimonio histórico, así como un reducido impacto ambiental, la ha rescatado del olvido frente a los materiales modernos como el hormigón y el acero.

El Coliseo de Roma sufre el mal de la piedra - Guía Blog Italia

2. Un repaso de conceptos.

La obra de fábrica se realiza con materiales pétreos unidos entre sí de un modo determinado o disposición llamada aparejo. Existen distintos tipos de obra de fábrica: de mampostería, de sillería, de sillarejo, y de ladrillo.

Cuadro de texto: Las fábricas de mampostería y sillarejo han quedado relegadas a usos ornamentales o de rehabilitación. Actualmente se utilizan las fábricas de material cerámico o ladrillo, más rápidas de ejecutar y con material menos costoso. Las fábricas de mampostería se realizan con trozos de piedra sin labrar casi tal como se extraen de la cantera. Estos trozos son los que se llaman mampuestos.

Las fábricas de mampostería y sillarejo han quedado relegadas a usos ornamentales o de rehabilitación. Actualmente se utilizan las fábricas de material cerámico o ladrillo, más rápidas de ejecutar y con material menos costoso. Las fábricas de mampostería se realizan con trozos de piedra sin labrar casi tal como se extraen de la cantera. Estos trozos son los que se llaman mampuestos.

La sillería es el mampuesto labrado de forma regular para que se asemeje a un paralelepípedo. Las dimensiones de los sillares son muy variables y normalmente tienen uno de sus cantos plano para que el aspecto de terminación de la fábrica pueda realizarse a cara vista.

La única diferencia entre mampuesto y sillería radica en que mampuesto quiere decir puesto con la mano, así pues, para colocar un mampuesto solo es preciso un operario, y sin embargo, para un sillar se tendrá que buscar ayuda manual o de máquinas por sus dimensiones o peso extra.

Un sillar de labra exige que la piedra natural presente una serie de características:

– Exigencias físicas de dureza pero de fácil labra que tengan adherencia a morteros y que no sean heladizas. Esto implica que tenga baja porosidad.

– Exigencias mecánicas a compresión mínima de 500 kg/cm2.

– Exigencias químicas para resistir las acciones adversas de agentes atmosféricos.

Algunas características de piedras naturales son las siguientes:

– Los granitos son muy resistentes mecánicamente lo que hace difícil su labra.

Las calizas y tobas compactas dan buena labra y resistencia mecánica aunque son débiles químicamente.

– Las areniscas tienen buena labra y adherencia al mortero pero poseen alta porosidad lo que las hace heladizas, esto es, que poseen pequeños huecos por donde penetra el agua que acelera el proceso natural de descomposición de la piedra.

Las piedras silíceas poseen gran resistencia química, son duras y poco adherentes a morteros.

Cuadro de texto: Un perpiaño también puede ser un tipo de arco apuntado que se emplea en las bóvedas y cuya función es la de concentrar empujes estructurales. Se integra dentro de la bóveda pero se resalta a modo de nervio o cincho.

Un perpiaño también puede ser un tipo de arco apuntado que se emplea en las bóvedas y cuya función es la de concentrar empujes estructurales. Se integra dentro de la bóveda pero se resalta a modo de nervio o cincho.

2.1. Colocación de elementos singulares. Procesos y procedimientos operativos.

Operaciones básicas necesarias y precisas para la construcción de fábricas con mampuestos o sillares.

1. El procedimiento se inicia con la limpieza de la zona de tajo de obra para comenzar los trabajos con el replanteo. El replanteo se hace dependiendo del elemento a ejecutar: desde la colocación de los hilos para levantamiento de paramentos, pasando por elementos de cimbrado, hasta la utilización de monteas o plantillas.

2. Presentar al replanteo alguna pieza clave para el comienzo. Se riega el lecho base con agua en caso de que se utilice algún aglomerante de unión entre las piezas.

3. Extender una capa de mortero fino. Sobre esta capa se deja caer el mampuesto, sillar o sillarejo. La pieza descansará sobre cuñas colocadas en los extremos de forma que se puedan retirar.

4. Tanteo con el nivel de la pieza en todas sus caras para conseguir una completa horizontalidad.

5. Golpear con martillo repetidas veces conservando la horizontalidad de manera que salte el mortero ajustándose al ancho de cuña.

6. Así se van colocando las piezas de la primera hilada. Para siguientes hiladas se tendrá cuidado de que las llagas caigan próximas al centro del elemento inferior.

7. Las llagas se rellenan con mortero y paleta. Se rehundirán las juntas mientras el mortero sigue fresco dependiendo de la terminación que se quiera dar a la junta.

8. La fábrica recién ejecutada se limpia en toda su superficie y se protege frente a inclemencias del tiempo con plástico u otros elementos. Se riega al día siguiente y se quita todo el material sobrante.

9. Una vez terminado el elemento constructivo se prepara para ser revestido o se da un tratamiento de terminación para dejarlo a cara vista.

10. Se recoge, se limpia y se protege, en caso necesario, el tajo para su entrega.

2.2. Arcos, dinteles.

Son elementos estructurales que permiten soportar cargas sobre huecos o claros abiertos en fábricas o sobre pilares y sirven para colocar puertas, ventanas o simplemente huecos de paso entre estancias. Concretamente el arco es una estructura curva diseñada para resistir cargas verticales mediante compresión. Se coloca para salvar huecos o tramos de obra.

Los elementos del arco se definen como:

– Dovela: cada una de las piezas que configuran un arco.

– Contrafuerte perpendicular: engrosamiento de un muro para recepción de las cargas y que sirve como apoyo resistente al elemento del que recibe dichas cargas.

– Clave: es el elemento o dovela central y cumbre del arco. Como se diseña en forma de cuña también se le conoce por este nombre.

– Contraclave: elemento que se contrapone a la dovela cumbre de un arco y forma parte del lienzo del muro.

– Trasdós, extradós o espalda: superficie curva exterior o límite de la cara visible de las dovelas de un arco.

– Arquivolta: banda decorativa o moldura en la cara de un arco. Puede estar en las dovelas o formar una línea de dovelas superpuestas.

– Cara lateral: es la vista principal de las dovelas, el frontal del arco.

– Flecha: es la distancia que existe entre la línea imaginaria de arranque del arco y la clave o punto más alto del intradós.

– Intradós o sofito: es la superficie curva interior cóncava o límite que forman las caras de las dovelas bajo el arco.

– Salmer: la dovela de arranque que se apoya en la imposta de un arco.

– Imposta: parte superior de un pilar o estribo de la que arranca el arco. Hay veces que tiene forma de capitel o moldura y cuando tiene forma de bloque similar a una dovela pero más grande.

– Luz: línea recta imaginaria que hace de base del arco. Es la formada por el arranque en el intradós del arco.

– Estribo: pieza donde apoya el arco. Se puede confundir con la imposta, pero cuando no hay imposta, es la pieza dónde apoya el almohadón.

– Directriz de un arco: es la línea media de una estructura en forma de arco.

El dintel es la viga, vigueta o jácena que cubre un hueco y soporta una fábrica superior. Este elemento también es conocido con el nombre de cargadero.

El arco por excelencia es el arco de punto redondo: con una directriz que presenta una curva continua.

También se pueden encontrar arcos que atiendan a la forma triangular derivados de las construcciones primitivas y consistentes en dos piedras colocadas en diagonal apoyándose una sobre la otra.

La disposición espacial de varios arcos haciendo forma de estructura arqueada es a lo que se le llama bóveda. La bóveda permite separar espacios habitables a modo de techo curvado. A las bóvedas se las clasifica por el tipo de arco que se utiliza para su construcción. Una bóveda que ocupa un lugar principal en la construcción, que delimita una superficie regular y que se rodea por arcos y/o dinteles que le sirven de contrafuertes se llama cúpula.

Procedimiento general de construcción de arcos y dinteles:

Una de las principales características de los arcos es su forma de trabajo frente a las cargas que recibe. Este «trabajo» o funcionamiento determina cómo se debe ejecutar en obra el arco elegido para cubrir un hueco. A continuación se expresa el funcionamiento de los arcos.

El procedimiento operativo de 6 puntos aplicado a la construcción de arcos y dinteles es el siguiente:

1. Limpieza y replanteo: la fábrica o elementos constructivos hasta llegar a la construcción del arco sirven de guía junto con mampuestos de esquina o de extremo de muro.

2. Presentación y base: si el hueco se decide realizar con dovelas, estas se colocarán con ayuda de sopanda o cimbra, comenzando por las dovelas extremas y terminando por la central o clave.

Nota: en el caso especial de dinteles de pieza entera se apoyará en sus extremos con una entrega de 22 cm a cada lado, sobre torta de mortero extendida sobre los mampuestos de los apoyos.

3. Mortero y cuñas: el mortero de agarre se extenderá sobre la superficie de asiento de las dovelas. Las juntas serán de las mismas características que el resto de la fábrica y su espesor no será superior a 2 cm.

4. Nivel: se adaptarán los mampuestos a los niveles definidos en el replanteo.

5. Colocando hiladas: cada hilada superpuesta sobre la primera que describe el intradós del arco se llama rosca y se numeran según su colocación.

6. Protección y regado: todo el conjunto de elemento arco/dintel y fábrica en la que se integre se limpia en toda su superficie y se protege. Al día siguiente se riega.

2.3. Columnas:

Este elemento arquitectónico está dispuesto de forma vertical y tiene normalmente función estructural, por eso recibe el nombre de soporte. En la mayoría de los casos se presenta en forma circular. Si es cuadrado se denomina pilar o pilastra. Sus partes son principalmente basamento, fuste y capitel.

También se clasifican las columnas por la forma de su fuste. Los tipos más corrientes son:

Cuadro de texto:  
Procedimiento general de construcción de columnas:
La forma de trabajo de las columnas de piedra natural es la que mejor responde a los esfuerzos de compresión. 
1. Limpieza y replanteo: el replanteo de los soportes se realiza a ejes. Lo importante de la colocación de un soporte es dónde se sitúa este en la construcción independientemente de la sección que tenga. 
2. Presentación y base: se coloca el elemento que actuará de basamento y que será una pieza de transición entre la cimentación y el soporte. 
3. Mortero y cuñas: si se trata de columnas monolíticas, de un solo fuste (de material continuo), es posible que solo se tenga que poner una pequeña capa de mortero. Si se trata con columnas compuestas por diferentes mampuestos puede ser que se tengan uniones a hueso (sin mortero), por lo que es importantísimo cuidar la nivelación y colocación en vertical. 
4. Colocando hiladas: cuando se trata de fustes deben estar alineadas o de forma que conserven la verticalidad del soporte. En soportes monolíticos se utilizará maquinaria y elementos auxiliares para levantarlos y alinearlos en la vertical.
5. Limpieza y entrega: en el caso que así se exija tendrá su tratamiento de terminación.

Procedimiento general de construcción de columnas:

La forma de trabajo de las columnas de piedra natural es la que mejor responde a los esfuerzos de compresión.

1. Limpieza y replanteo: el replanteo de los soportes se realiza a ejes. Lo importante de la colocación de un soporte es dónde se sitúa este en la construcción independientemente de la sección que tenga.

2. Presentación y base: se coloca el elemento que actuará de basamento y que será una pieza de transición entre la cimentación y el soporte.

3. Mortero y cuñas: si se trata de columnas monolíticas, de un solo fuste (de material continuo), es posible que solo se tenga que poner una pequeña capa de mortero. Si se trata con columnas compuestas por diferentes mampuestos puede ser que se tengan uniones a hueso (sin mortero), por lo que es importantísimo cuidar la nivelación y colocación en vertical.

4. Colocando hiladas: cuando se trata de fustes deben estar alineadas o de forma que conserven la verticalidad del soporte. En soportes monolíticos se utilizará maquinaria y elementos auxiliares para levantarlos y alinearlos en la vertical.

5. Limpieza y entrega: en el caso que así se exija tendrá su tratamiento de terminación.

– Columna lisa: no tiene ni estrías ni decoración alguna.

– Estriada o acanalada: su fuste presenta estrías o acanaladuras ornamentales en toda su longitud.

– Fasciculada: conformada por pequeños fustes similares y agrupados.

– Agrupada: cuenta con varios fustes con base y capitel comunes. Período gótico.

– Salomónica, torsa o entorchada: su fuste está torsionado o se presenta en forma helicoidal. Período barroco.

– Románica: con fuste cilíndrico como en la arquitectura clásica, pero se puede presentar liso, sogueado, decoración geométrica de zigzag o vegetal.

2.4. Cornisas, impostas, albardillas, alféizares:

Estos elementos, en muchos de sus casos, no tienen función estructural como la que le pertenece a los muros, arcos o columnas de mampostería. Integran más bien el conjunto de elementos de protección de las construcciones de piedra natural.

Los más importantes de estos elementos son los siguientes:

– Las cornisas son identificadas normalmente como elementos de cubiertas. Es el saliente continúo moldurado que corona una fábrica o la divide de forma horizontal para evitar que el agua de lluvia escurra directamente sobre el paramento. Tiene función de rematar el edificio. Los principales tipos de cornisa son:

– La cornisa abierta, que se asemeja a un alero de cubierta dejando a la vista elementos decorativos o estructurales bajo el vuelo.

– Cornisa cerrada o de caja, que permite un pequeño frente bajo la cubrición de la cubierta.

– Las impostas se han definido en las partes del arco y la columna, pero también son sillares en forma de borde saliente o saledizo que separan diferentes alturas.

– La albardilla es otro de los elementos que sirven de remate a las construcciones. Se realiza a dos aguas y es la coronación de los muros, vallas o cercas de mampostería. Su misión es que el agua de lluvia no se estanque encima de la construcción a la que protege, sino que se evacue por uno u otro lado.

Cuadro de texto: - Los alféizares son la vuelta o derrame que hace la pared en un vano de ventana, y en especial recibe este nombre la pieza horizontal sobre la que se asienta el cerco de esta.

– Los alféizares son la vuelta o derrame que hace la pared en un vano de ventana, y en especial recibe este nombre la pieza horizontal sobre la que se asienta el cerco de esta.

Procedimiento general de construcción de cornisas, impostas, alféizares:

Estos elementos son normalmente colocados en cubierta o de protección, su ubicación deberá ser precisa para no aportar agua al interior de la edificación si se coloca en exteriores. También pueden contar con decoración, así que habrá que prever su presentación en seco sobre las hiladas de fábrica y no perder el diseño del dibujo que lleve la cara vista. Cuando se colocan albardillas o alféizares normalmente no se debe esperar construcción por encima de ellos.


  • Ejercicio: Realizar una búsqueda en Google sobre alguna construcción realizada en piedra, publicar una imagen y una descripción corta en este mismo artículo como comentario.
Monumentos de Roma más importantes - Queverenitalia.com
El Coliseo de Roma es un anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I y ubicado en el centro de la ciudad de Roma. Los materiales utilizados en la construcción de este son bloques de travertino, hormigón, madera, ladrillo, piedra, mármol y estuco.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat