7.12. Paneles de Aislamiento

/ 7. Fachadas Ventiladas/ 0 comentarios

1. Introducción

La importancia de disminuir la demanda energética a nivel mundial es una cuestión aceptada por todos, ya sea por cuestiones económicas o ecológicas. En multitud de países se están tomando medidas al respecto, entre los que se incluye España.

En el ámbito de la construcción, se apuesta, entre otros métodos, por la utilización de fachadas transventiladas, en las que el aislamiento es sin duda el punto fuerte de este sistema constructivo, lo que se traduce en una disminución de la demanda energética del edificio y supone una diferencia notable en el confort y habitabilidad de sus dependencias, frente a una fachada tradicional.

2. Tipos de paneles de aislamiento

Un material aislante es aquel que impide la transmisión del calor, el sonido, la humedad, la electricidad, etc.,

Los paneles aislantes pueden ser rígidos, semirrígidos y proyectados in situ. Para que un material aislante, debe cumplir los siguientes requisitos:

– Ser aislante térmico: material que proporciona una alta resistencia al traspaso de energía calorífica.

– Proporcionar aislamiento acústico. Tiene la propiedad de ser absorbente sonoro.

– Tener la calificación de no hidrófilo. Que no adsorba ni retenga la humedad, el vapor ni el agua.

Ser ignífugo. Que no sea propagador del fuego, que no transmita las llamas.

2.1. Lana mineral o lana de roca

Fabricado a partir de la roca volcánica, por lo que es ignífugo. Es el más recomendado en instalaciones de fachada transventilada, de fácil manejo y manipulación. Es un material que cumple con todas características requeridas, aísla térmica y acústicamente, es ignífugo y tiene la calificación de no hidrófilo.

Características del producto y presentación

La lana mineral o lana de roca es un producto semirrígido, de fácil manejo y manipulación. Se puede cortar fácilmente con tijeras y cúter. Por su flexibilidad, se adapta fácilmente a la forma del soporte, por lo que resulta bastante adecuado para fachadas onduladas y cualquier otro elemento de forma curva.

2.2. Panel rígido de poliestireno expandido

Material derivado del petróleo y del gas natural, posee un buen comportamiento térmico. Posee una alta resistencia a la absorción de agua y no forma llama, ya que al quemarse se sublima.

Utilizado en fachadas principalmente tipo capuchinas, dado que es fácilmente atacable por la radiación ultravioleta.

Características del producto y presentación.

Es un material rígido y poco flexible, que puede partirse con facilidad si se intenta forzar para adaptarlo a un soporte de forma curva o irregular. Se corta fácilmente con cúter, navaja o sierra, aunque si se quieren cortes limpios se aconseja utilizar un cuchillo térmico o una máquina o arco de hilo.

2.3. Panel rígido de poliestireno extruido

De características similares al poliestireno expandido. Dependiendo del gas utilizado para su formación, el poliestireno extruido se divide a su vez en:

– Expandido con dióxido de carbono CO2.

– Expandido con hidrofluorcarbonos HFC.

Características del producto y presentación

Son muy similares a las del poliestireno expandido y se trabaja prácticamente igual.

Se presenta también en paquetes de planchas, siendo sus medidas más usuales de 120 x 60 cm. Los espesores varían entre 30, 40, 50, 60 mm.

2.4. Espuma rígida de poliuretano (PUR) o polisocianurato (PIR)

Aislante de muy buen rendimiento. Utilizado tanto en construcción como en industriales y procesos de cadenas de frío, por su alta eficiencia energética.

Características del producto y presentación

Se puede presentar en paneles rígidos o proyectarse directamente sobre el paramento soporte, mediante proyección mecánica, con máquinas especialmente diseñadas, por capas, dependiendo del espesor deseado, directamente sobre el paramento. Los espesores pueden ser de 20, 25, 30, 35, 40, 45, 50, 60, 70, 80 mm

2.5. Mortero de revoco

Aislante térmico, acústico, hidrófugo e ignífugo, compuesto de cal, perlita expandida, vermiculita exfoliada y microesferas huecas de vidrio. Se aplica directamente sobre el paramento mediante proyección mecánica.

3. Colocación de aislamientos en paneles. Proceso operativo

Tan importante como un buen aislamiento es su correcta colocación, que varía en función de las características del mismo: grosor, rigidez, etc. También debe prestarse especial atención en el orden de colocación de los distintos elementos en el caso de aislamientos compuestos o paneles con caras con distintos acabados.

3.1. Comprobación: materiales, espesores, sistemas de unión, especificaciones

Tal y como se establece en el pliego de condiciones técnicas de un proyecto, es obligatoria la revisión del material antes de firmar la recepción del mismo, centrando las comprobaciones en cuatro aspectos fundamentales:

Material: se debe comprobar que es el solicitado.

Espesor: ha de ser el adecuado, según especificaciones de proyecto.

Sistemas de unión: aspecto importante a tener en cuenta.

Especificaciones: se comprobará que el producto presenta el marcado CE.

El marcado CE es el grafismo que garantiza que los productos cumplen las exigencias requeridas por la Directiva sobre Productos para la Construcción, elaborada por la Comisión Europea, y que el producto es apto para el uso.

El marcado AENOR es un grafismo que indica que el producto cumple con todos los requisitos comunitarios y que se han llevado a cabo pruebas y ensayos que así lo confirman.

3.2. Comprobación del soporte

Es necesaria una inspección previa de la superficie sobre la que se pretende trabajar. El sistema de fachada transventilada, además de utilizarse en obra nueva, es un recurso muy usado en reformas y rehabilitaciones, por lo que se realizará una inspección para localizar y reparar posibles desperfectos en el paramento soporte.

DESPERFECTO EN EL SOPORTE   SOLUCIÓN
Resaltes en el acabado del paramento   Eliminación del resalte mediante picado, desbastado o pulido.
Fisuras y grietas   Determinar la causa y la gravedad de las mismas. Solucionar antes de colocar el aislamiento.  
Aparentes signos de humedad   Picado, saneado y reconstrucción del paramento en su totalidad o de la zona afectada.
Desplome del cerramiento No tiene que impedir la colocación si presenta estabilidad y puede ser corregido con el revestimiento externo.
Falta de cohesión   Si el soporte no tiene cohesión suficiente para fijar el adhesivo, deberá corregirse mediante su picado o la aplicación de algún producto endurecedor al que él.

3.3. Condiciones ambientales. Protección de la humedad

Los agentes meteorológicos como la lluvia y a veces en combinación con el viento, así como las características propias del entorno en el que se ubica una construcción, pueden comprometer el grado de confortabilidad y salubridad de un edificio. Es por ello que se han de disponer los medios oportunos para prevenir dichos problemas.

Por lo general, en el sistema de fachada transventilada, se prevé la instalación de sistemas de ventilación, natural o forzada, en las partes inferior y superior del revestimiento exterior, así como una separación entre juntas, que garantiza una correcta ventilación en la cámara de aire, al producirse el llamada efecto chimenea, lo que unido a las características no hidrófilas del aislante, garantiza la protección frente a la humedad.

3.4. Fijación al soporte

Para la fijación del panel de aislamiento al paramento soporte, se utilizan principalmente tres sistemas, uno basado en la sujeción mecánica, otro mediante morteros o adhesivos y un tercer método que combina los dos anteriores, pero independientemente del sistema, antes de la colocación del panel de aislamiento, es necesario realizar un repaso de la planimetría, efectuar un replanteo, una toma de niveles y una localización previa de huecos y puntos singulares.

Fijación mecánica

Es el método más utilizado. Consiste en inmovilizar el panel mediante el empleo de tacos y puntas o tornillería, más unas piezas especiales que retienen el panel contra el paramento.

Taco y pieza de sujeción termoaislante y fijación metálica: El taco y la sujeción del panel forman una única pieza, fabricada en plástico termoaislante. La fijación se remata con una punta metálica de golpe o tornillo.

Taco y pieza de sujeción termoaislante en un solo elemento y fijación en material termoaislante: en este caso, al igual que el anterior, el taco y la sujeción del panel forman una única pieza, pero la punta o varilla de apriete también está diseñada en plástico termoaislante.

Fijación-sujeción metálica: fijación con varilla metálica y taco de expansión más pieza de sujeción del panel aislante, todo en una sola pieza, en acero galvanizado. Este sistema no garantiza la rotura del puente térmico.

Adhesivo

La forma de proceder es siguiendo las instrucciones del fabricante para la elaboración del producto, aplicar directamente sobre el paramento y sobre una de las caras del panel, empleando cierta presión, de forma uniforme y continua, con precaución de no dañar el aislamiento.

Adhesivo más sujeción mecánica

Para colocación de paneles en paramentos horizontales, como dinteles de puertas y ventanas, o salientes singulares de la edificación, se combinarán los dos métodos anteriores, la fijación mecánica y el adhesivo.

3.5. Unión entre paneles

La unión de los paneles debe ser lo más estanca posible para evitar filtraciones y roturas de los puentes térmicos. A continuación, se muestran algunos de los diseños:

– Unión recta o simple: el más usual. Se encontrará en la mayoría de los paneles aislantes. No presenta ninguna muesca o moldura.

Unión en L: el perímetro del panel se resuelve con un rebaje en forma de L.

Machihembrado o en forma de U: la unión entre paneles se plantea acanalada en forma de U.

Unión de medio círculo o C: el contorno del panel se presenta en forma semicircular.

En los cuatro sistemas para asegurar un mejor sellado entre paneles, puede utilizarse una cinta adhesiva aislante térmica de aluminio.

3.6. Resolución de encuentros con otros elementos constructivos

Se debe garantizar en todo momento la correcta colocación del aislamiento sin romper la envolvente térmica de la fachada, asegurando la correcta fijación del aislamiento, así como la correcta unión entre paneles, sin disminuir en ningún caso el grosor del mismo, prestando especial atención en los encuentros con otros elementos constructivos, como huecos, conductos y rejillas de ventilación, etc…

3.7. Retirada de residuos

Tal y como se establece en el Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, existe la obligación de incluir en el proyecto de obra un estudio de gestión de los residuos que se produzcan en ella.

3.8. Comprobación de los trabajos: estabilidad, estanqueidad, puentes térmicos

Una vez concluidos los trabajos de colocación de los paneles de aislamiento, resulta obligada una inspección para comprobar que estos se han realizado correctamente, evaluándolos bajo los criterios que se analizan a continuación.

Estabilidad

El aislamiento debe quedar firmemente sujeto al paramento soporte, ya que de lo contrario este podría desprenderse total o parcialmente, obstruyendo la cámara de aire, dificultando el libre tránsito del mismo y comprometiendo todo el sistema.

Estanqueidad

Tanto en el caso de utilizar morteros o imprimaciones hidrófugas sobre el paramento soporte como si la estanqueidad se garantiza con los paneles de aislamiento, las comprobaciones se realizarán una vez transcurridos los trabajos de colocación, fraguado y secado de los productos empleados.

Puentes térmicos

La comprobación de los puentes térmicos puede resultar más compleja si no se dispone de los medios adecuados para ello. Lo deseable sería comprobar los puntos sensibles con cámaras termográficas o de infrarrojos, que son dispositivos capaces de formar imágenes visibles a partir de las emisiones de calor.  

4. Equipos, herramientas y materiales. Utilización

Para realizar correctamente los trabajos de colocación de aislamiento, se debe disponer de los medios necesarios y utilizarlos adecuadamente. A continuación, se muestra una relación de los equipos, herramientas y materiales que se necesitarán:

Útiles, herramientas e instrumentos de medición directa para replanteos:

– Nivel – Plomada – Escuadra – Cinta métrica – Cordel y mira – Equipo láser de replanteo, etc…

Elementos de marcado:

– Tiza – Tiralíneas – Lápiz de obra, etc…

Herramientas y útiles de albañilería: para el repaso, la mejora o la reparación del paramento soporte.

Paneles de aislamiento: pueden ser los materiales vistos anteriormente.

Equipos de conformado y manipulación del aislante:

– Tijeras – Cúter – Cuchillo o arco térmico, etc…

Útiles de sujeción mecánica: para realizar las sujeciones mecánicas de los paneles:

– Taladro – Martillo – Tornillería, tacos, anclaje químico – Sellantes y pistolas de sellado

Útiles de sujeción con mortero o adhesivo: para realizar las sujeciones de los paneles al paramento:

– Morteros y adhesivos – Espátulas

Medios de sustentación: elevación y transporte: para suministrar el material a los montadores.

– Medios auxiliares – Equipos de Protección Individual y colectiva:

5. Normas de seguridad. Utilización de Equipos de Protección Individual y colectiva

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, establece una serie de obligaciones para el trabajador a fin de garantizar su seguridad.

5.1. Equipos de Protección Individual

El Equipo de Protección Individual (EPI) se define como el equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador, para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o salud en el trabajo.

5.2. Equipos de protección colectiva

Se define protección colectiva como aquella que protege simultáneamente a varios trabajadores frente a una situación peligrosa determinada. Su objetivo es proteger frente a las consecuencias de un accidente, pero no lo previene necesariamente. Estas medidas prevalecen frente a otras, como la utilización de los llamados EPI.

6. Calidad. Comprobaciones, problemas y defectos de colocación: causas y efectos

Resulta fundamental realizar inspecciones conforme avanzan los trabajos para detectar problemas y defectos, evaluando sus causas y sus consecuencias, con el objeto de mejorar el proceso constructivo y garantizar en todo momento la calidad de los trabajos.

Deja un comentario