https://www.labrarte.com/category/blog/fachadas-ventiladas/

7.11. Criterios generales de calidad

1. Introducción

Para que la instalación de un subsistema de anclaje para aplacado de una fachada transventilada cumpla con una serie de parámetros de calidad, el fin es evitar defectos constructivos y futuros problemas que se puedan producir.

El control será necesario llevarlo en todos y cada uno de los elementos que constituyen la subestructura de la fachada, siendo fundamental el control de todos los elementos del edificio que pueden afectar a la posterior colocación de la fachada ventilada, como son el soporte, la estructura y los huecos de fachada.

2. Criterios generales de calidad en puesta en obra

Los parámetros de calidad a tener en cuenta en la ejecución de una fachada de este tipo son los que van a determinar las exigencias a realizar a un sistema de subestructura de fachada.

Entre las distintas exigencias, se encuentran:

– Resistencia y estabilidad del aplacado.

– Impermeabilidad al agua. Resistencia al fuego.

– Facilidad de reparación, si es necesario.

3. Control del soporte

A lo largo de capítulos anteriores, se han descrito una serie de condicionantes que debe cumplir el soporte a la hora de la instalación del sistema de fijación de la fachada transventilada.

La mejor forma de controlar la calidad de dicho soporte es la vigilancia de la ejecución de este, ya que la mayoría de los condicionantes del soporte y de las lesiones que pueden sufrir se van a deber a la calidad de ejecución de dicho elemento.

3.1. Control del soporte estructural

En lo referente al anclaje de la subestructura de fijación a la estructura del edificio, es necesario tener en cuenta el límite máximo de deformabilidad que puede tener esta:

La deformabilidad de estos elementos y limitarla de la luz. Esta deformación es la máxima que puede permitirse en la estructura y en la subestructura de fijación.

Las juntas de dilatación o estructurales. Respetar las juntas de dilatación y las estructuras en las fachadas de los edificios.

Fachada - Wikipedia, la enciclopedia libre

4. Control del subsistema auxiliar

Entre las distintas características que debe cumplir el sistema de anclaje de la subestructura están las que se analizan a continuación.

Ajuste y reglaje. Deben permitir poder ajustarse dimensionalmente para poder conseguir la planeidad de la fachada a instalar y facilitar su construcción.

 – Resistencia a la corrosión. Una condición básica del sistema de anclaje es que todos sus elementos sean inoxidables.

Resistencia mecánica. El sistema de subestructura debe absorber todas las acciones gravitatorias y del viento a las que va a estar sometido por parte de la fachada a instalar.

Resistencia a la deformación del edificio. Como el edificio va a sufrir deformaciones a lo largo de su vida, el subsistema de anclaje debe estar preparado para soportar este tipo de deformaciones.

Estanqueidad en puntos singulares.

La estanqueidad en estos puntos, como pueden ser ventanas, alféizares, jambas y dinteles, dependerá fundamentalmente de la colocación.

5. Control de la cámara según el aislamiento a instalar

Según el espesor del aislamiento a instalar en la fachada transventilada, será necesario dejar un espacio suficiente entre el soporte y el aplacado. Anteriormente, se comentó que el CTE, indica que la cámara de aire mínima que debe dejarse es de entre 5 y 10 cm. El dimensionado correcto de dicha cámara de aire tiene como finalidad permitir una buena ventilación y por tanto, cumplir una de las características funcionales fundamentales de esta, el ahorro energético del edificio, al refrigerarlo en épocas calientes y calentarlo en épocas frías.

6. Control de la ejecución

En primer lugar, se hará un control de la colocación de las escuadras o fijaciones de la subestructura auxiliar, colocando las piezas de sujeción en los cantos de forjado y las de retención en los paños. Estas tendrán una separación máxima según el fabricante de dicha subestructura auxiliar, por lo que habrá que consultar el manual del fabricante o los documentos de idoneidad técnica.

7. Problemas y defectos de instalación: causas y efectos

A continuación, se van a describir una serie de defectos que puede tener la instalación de un sistema de subestructura auxiliar.

7.1. Desprendimiento de aplacados

Por no realizar junta a compresión, entre otras cosas. Las juntas a compresión son horizontales y se deben hacer de 15 mm de espesor y en cada nivel de planta. Se deben realizar juntas de expansión con un grosor de 10 mm cada 6 m y, como máximo, a 5 m de las esquinas. Entre las posibles causas, está la penetración de humedad a través del aplacado.     (Humedad = Aluminosis)

7.2. Complejidad en la sustitución de piezas rotas o de perfilería dañada

Uno de los problemas que se puede dar a lo largo de la vida de la fachada ventilada es la rotura de una o varias de las piezas del aplacado e incluso de la perfilería de la subestructura.

Esto realmente no se puede considerar un defecto constructivo, pero el sistema debe hacer posible una reparación de este tipo de forma que resulte relativamente sencilla.

7.3. Transmisión del fuego

Las exigencias al respecto que deben cumplir este tipo de sistemas son las que aparecen en el CTE, en su documento básico (Seguridad al Incendio). La hoja interior del cerramiento debe cumplir lo exigido respecto a la propagación interior.

7.4. Resistencia a impactos

Uno de los problemas que puede presentar un sistema de este tipo es la poca resistencia a los impactos. Esto se pondrá de manifiesto sobre todo en las zonas en contacto, como pueden ser las plantas bajas del edificio.

7.5. Acumulación de agua en el interior de la subestructura de fijación

Se ha indicado que es necesario proteger los sistemas de fijación y anclajes de acumulaciones de agua para evitar la corrosión, así como que los materiales con los que deben estar construidos estos elementos sean de acero inoxidable.

7.6. Acumulación de suciedad entre el aplacado y la subestructura

En ocasiones una mala elección de un sistema de instalación y de unos materiales para el aplacado puede dar lugar a problemas que nunca deberían haber surgido. Los defectos o patologías que se producen en este tipo de sistemas no se deben siempre a una mala ejecución, sino que el problema está en el origen de dicha fachada.

7.7. Mal replanteo de las dimensiones en la perfilería vertical

El replanteo de las fijaciones y perfilerías del subsistema es fundamental en el éxito de la instalación del aplacado de fachada. Para ello, es necesario tener en cuenta todos los factores que van a intervenir en la colocación de dichas perfilerías, como son el arranque adecuado en la base del aplacado y los remates de terminación del aplacado en los remates de terminación de los petos de cubierta.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat