https://www.labrarte.com/category/blog/fachadas-ventiladas/

7.5. Instrumentos y útiles

1. Introducción

El replanteo es el proceso principal para la correcta instalación de una fachada ventilada. Para ello, será necesario fijar unas líneas de referencia, entre ellas las líneas de nivel, plomos y demás líneas auxiliares. Mediante estas líneas marcadas en el soporte de la fachada, se realizarán las fijaciones necesarias de las ménsulas, fijaciones puntuales o perfiles que se necesiten para una correcta ejecución de la fachada transventilada.

La comprobación de la geometría de la obra ejecutada antes de la instalación de la fachada y la realización de correcciones y repartos de medidas en la obra según los planos de montaje son la tarea inicial del replanteo. Las fijaciones de referencias de partida serán necesarias para realizar dichas comprobaciones.

2. Instrumentos y útiles. Selección. Manejo

A continuación, se enumeran los principales útiles e instrumentos indispensables para realizar un replanteo correcto de una fachada ventilada:

2.1. Nivel láser rotatorio o equipo láser multidireccional

Son unos equipos muy versátiles, usados para transferencias de medidas, para nivelar, aplomar o sacar escuadras, para la determinación de ángulos rectos en planos verticales, la alineación vertical o planos verticales sobre puntos de referencias, etc. Muy utilizados en tareas de replanteo e instalación de fachadas ventiladas.

Para la realización de marcado de plano vertical, por ejemplo para la fachada ventilada, se realiza el siguiente procedimiento:

1. Se coloca la herramienta en posición de trabajo vertical. Como alternativa, se puede montar el láser rotatorio sobre un trípode, soporte mural o adaptador de fachada o de replanteo.

2. Se alinea el eje vertical del láser en la posición deseada, pudiendo ayudarse de una plomada.

3. Finalmente, una vez alineado el láser con una plomada, se nivela con un tercer punto de la fachada, utilizando la mira del aparato.

4. Se enciende el rayo láser rotativo, comienza a girar y realiza las marcas sobre las superficies correspondientes.

3. Interpretación del plano: geometría y tolerancias

En todo sistema de fachadas ventiladas, lo fundamental a la hora de la ejecución y montaje es el replanteo. La tarea principal en ese sentido es crear un plano virtual que debe conformar el revestimiento terminado de dicha fachada. Este plano se puede conseguir con un láser giratorio de características similares al descrito, que determinará los puntos que están integrados en el citado plano de fachada.

Para conseguir la posición adecuada del plano de trabajo, deben tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

– Comprobación de planimetría del soporte: si el soporte no está muy plano, se debe tener en cuenta a la hora de realizar el plano paralelo al soporte.

– Espesor total del cerramiento: indicado en los planos de montajes.

– Espesor libre de la cámara de aire mínima: comprobando en la obra el estado del aislante para, de esta forma, saber cuál es la zona de mayor espesor.

– Tolerancias del sistema, ménsulas, perfiles, etc.: según la documentación técnica.

4. Fijación de las líneas de referencia

Una vez fijadas las referencias de partida, se pasa a marcar las líneas de referencia del montaje. Las líneas a marcar dependerán del tipo de sistema de fachada ventilada. En el caso de sistemas de subestructuras portantes, en general, se realiza una cuadrícula en la que se marcan las líneas de arranque, de nivel de planta, de colocación de perfiles y líneas de plomo del revestimiento, entre otras líneas de referencia.

4.1. Líneas principales: líneas de plomo, nivel y profundidad

Como se ha comentado, la primera línea que ha de marcarse es la de nivel de planta y nivel de arranque. El nivel de planta se puede sacar traspasando el nivel de planta marcado en el interior del edificio en pilares, fábricas de ladrillo o jambas. Se traspasa mediante un nivel de burbujas al soporte de fachada.

Con ayuda del nivel láser rotativo colocado a una altura aleatoria, se realizará una marca cerca del nivel de planta. Se medirá con una cinta métrica la distancia entre el nivel de planta hasta el nivel del láser.

Se traspasará dicha medida en otras marcas hechas por el nivel láser en el soporte, por ejemplo en una esquina o cada cierto metro de longitud.

Finalmente, con ayuda de un hilo marcador con azulillo, se realiza la marca en el soporte del nivel de planta.

5. Líneas auxiliares

Las líneas auxiliares son aquellas líneas de replanteo necesarias para colocar las fijaciones, ménsulas o perfiles de la fachada ventilada al soporte.

Las líneas auxiliares que se necesitarán por ejemplo en sistemas de subestructura son las líneas de replanteo de las fijaciones de las ménsulas y perfiles. Para marcarlas en el soporte, se repartirán las medidas de separación marcadas en los planos de montaje o documentación técnica del fabricante sobre el nivel de planta.

También se pueden realizar estas líneas con otros útiles, pero más lentamente y con menos precisión, como con el nivel de burbuja y una regla.

6. Colocación de maestras y miras

Una maestra es un elemento auxiliar colocado a plomo y a la profundidad requerida según el ancho del elemento de obra a ejecutar, en este caso el revestimiento de la fachada transventilada. Estas maestras pueden ser el hilo de un plomo u otro elemento, como reglas metálicas o perfiles de la subestructura. Las maestras pueden ser verticales (lo más normal) y horizontales en sistemas de fachadas singulares. Para colocar una maestra, se necesitará haber realizado anteriormente un plomo.

EJECUCIÓN DE REVESTIMIENTOS CON YESO - PDF Free Download

7. Fijación de huecos y puntos singulares

Para fijar huecos y puntos singulares, se marcarán en la fachada o mediante hilos las referencias de las jambas, dinteles, vierteaguas y todos aquellos puntos singulares necesarios para definir dichos elementos. En algunos sistemas, solo es necesario marcar las líneas auxiliares próximas a los huecos o puntos singulares. Los puntos de referencia de la fachada no se deben fijar nunca empleando los planos que recercan los huecos, dado que cualquier variación generará problemas en el resto de la fachada.

8. Comprobaciones. Desviaciones. Tolerancias. Ajustes y compensación de errores

Como se ha comentado, las tolerancias que soporta cada sistema de fachada ventilada están descritas en los planos de montaje y/o documentación técnica del fabricante. No obstante, en la realización del replanteo, la única tolerancia admisible será de unos milímetros (1 o 2 mm como máximo). Es decir, la tolerancia vendrá marcada por el ancho del trazo del lápiz, el grueso del marcado de azulillo en la pared o el grueso de cualquier cordel.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat