colocación de piedras naturales

5.6. Replanteo

1. Introducción.

El replanteo de la colocación de elementos singulares de piedra natural es una operación que permite ubicar los elementos en el espacio de la obra. Para poder emplazar dichos elementos, deben estar previamente definidos, dibujados en un plano de replanteo, perfectamente acotado, donde se indican las diferentes medidas del propio elemento y las posiciones relativas con respecto a otros elementos existentes, líneas u objetos de referencia.

Además, es necesario respetar las indicaciones relacionadas con las cotas de nivel (altura) para poder colocar los elementos en su lugar exacto designado en el espacio, tanto en el plano como en su altura. Por lo tanto, los ejes mínimos de referencia que se necesitan para realizar el replanteo son: un eje horizontal, un eje vertical y un eje de cotas (alturas).

Para realizar un replanteo, se efectúa primero un replanteo previo por parte del técnico, que fija los puntos y alineaciones básicas (la base del replanteo). Se marcan una cota y las líneas de referencia, desde donde se parte para replantear los elementos principales, que son los vértices, las alineaciones y los niveles.

2. Replanteo planimétrico y altimétrico (en planta y alzados).

El replanteo consiste en señalar la posición exacta de un elemento. Los elementos hay que replantearlos según su posición con respecto a un plano horizontal al mismo nivel, en planta (replanteo planimétrico, sin tener en cuenta las alturas), y, además, teniendo en cuenta las diferencias de niveles o cotas, en su altura o alzado (replanteo altimétrico). Así, se marcan puntos concretos en sus tres dimensiones, ayudándose de los ejes horizontales y verticales del plano horizontal y sus cotas de nivel.

Cuando se hace la planimetría, se proyectan sobre un plano horizontal los elementos, como puntos, líneas rectas, curvas o diagonales, sin considerar la altura a la que se encuentran con respecto a la cota base de referencia. Las medidas de las distancias horizontales se pueden determinar por medio de instrumentos o por agrimensura (con cinta métrica).

Levantar un muro de ladrillo visto · LEROY MERLIN

2.1. Útiles de replanteo. Selección. Manejo.

La selección de los útiles de replanteo está relacionada con el tipo de trabajo que se va a realizar y con las dimensiones del mismo. También debe tenerse en cuenta la precisión o las tolerancias que se permiten.

– Cuerdas de atirantar: cuerdas para marcar las alineaciones. En el manejo de las cuerdas, es conveniente hacer un pequeño nudo en las puntas para que no se deshilachen.

Cuadro de texto: - Cuerdas de atirantar: cuerdas para marcar las alineaciones. En el manejo de las cuerdas, es conveniente hacer un pequeño nudo en las puntas para que no se deshilachen.

– Cinta métrica: cinta graduada para medir longitudes. La cinta métrica puede sufrir alargamientos en su uso. Por eso, debe revisarse periódicamente.

Cuadro de texto: - Cinta métrica: cinta graduada para medir longitudes. La cinta métrica puede sufrir alargamientos en su uso. Por eso, debe revisarse periódicamente.

– Escuadro: pueden ser de madera o metálicas y de diferentes tamaños según sean para pared o suelo.

Cuadro de texto: - Escuadro: pueden ser de madera o metálicas y de diferentes tamaños según sean para pared o suelo.

– Plomada: se trata de un pequeño peso (plomada) que cuelga de una cuerda en su punta y que va unida a un elemento superior (nuez) de igual espesor. Al dejarla caer, apunta al suelo, señalando la perpendicular. Normalmente, se utiliza para marcar puntos en la vertical o para comprobar el plomo (verticalidad) de los elementos. Se coloca una regla apoyada sobre el elemento y se apoya la parte superior del plomo en la regla o mira metálica. Se deja caer la plomada y se comprueba si hay alguna desviación de la vertical, al comprobar las separaciones de arriba y de abajo con respecto a la regla.

– Nivel de agua o manguera nivel: se trata de una goma hueca llena de agua que mantiene la misma cota en ambos extremos y sirve para pasar niveles de un punto a otro. Uno de los operarios sujeta un extremo del nivel de forma que el agua esté a la misma altura que la cota de referencia. En el otro extremo, el segundo operario marca con un lápiz la altura o nivel del agua de la goma. Como los extremos están abiertos, les afecta la presión atmosférica y dicha presión equilibra el agua de manera que ambos extremos tienen la misma cota.

– Estacas: piezas de madera de sección cuadrada o circular terminadas en punta. Se clavan en el terreno y sirven para señalar alineaciones.

– Mira: regla graduada sobre la que se pueden tomar lecturas de cota; los aparatos topográficos. Se coloca en vertical.

– Nivel de burbuja: instrumento metálico con forma de prisma que incluye al menos una cara lisa sobre la que se apoya. Incluye dos ampollas rellenas de agua y con una burbuja de aire de modo que, al colocarla sobre una superficie, se puede comprobar si se encuentra a nivel o a plomo, es decir, sirve tanto en la horizontal como en la vertical. Cuando se coloca el nivel sobre la superficie, se obtiene el nivel si la burbuja está dentro de las marcas de la ampolla.

– Nivel láser: instrumento topográfico que emite un láser en distintas direcciones manteniendo el nivel de cota o la perpendicular. Es de fácil manejo y sirve para pasar cotas de nivel y puntos de plomo.

Cuadro de texto: - Nivel láser: instrumento topográfico que emite un láser en distintas direcciones manteniendo el nivel de cota o la perpendicular. Es de fácil manejo y sirve para pasar cotas de nivel y puntos de plomo.

– Teodolito: instrumento topográfico que sirve para medir ángulos con los que posteriormente se calculan las distancias. Para su uso correcto, se emplean las lecturas de las miras es decir, se coloca una mira en el punto donde se quiere tomar el dato y se anota o recoge la lectura (medida) que se ve en la mira. Cuando se mira por el anteojo, se ve una cruz que indica cuál es la lectura buena. En el caso del replanteo, se puede usar un teodolito para pasar cotas de un punto a otro.

– Tiralíneas: objeto con forma curvada que alberga una cuerda enrollada impregnada en polvos de azulete. La cuerda sale al tirar de la anilla de su punta y, al tensarla sobre un soporte y tirar de la misma, marca líneas rectas sobre dicho soporte, por lo que se pueden dibujar figuras poligonales que sirven de referencia para colocar los elementos de piedra.

Cuadro de texto: - Tiralíneas: objeto con forma curvada que alberga una cuerda enrollada impregnada en polvos de azulete. La cuerda sale al tirar de la anilla de su punta y, al tensarla sobre un soporte y tirar de la misma, marca líneas rectas sobre dicho soporte, por lo que se pueden dibujar figuras poligonales que sirven de referencia para colocar los elementos de piedra.

2.2. Interpretación del plano: geometría y tolerancias.

Para replantear los elementos de piedra, es necesario interpretar los datos de los planos. Hay que empezar por estudiar el elemento que se va a colocar y su geometría (forma y dimensiones). Posteriormente, se deben sacar las medidas desde las líneas de referencia hasta la posición donde se coloca, teniendo en cuenta que lo que se va a marcar es su perímetro exterior (del objeto). Además, se deben encontrar en el plano las alturas de su base (donde apoya) y de su terminación.

Para encontrar los datos, se utilizan principalmente los planos de planta (ubicación) y alzados y secciones (alturas) y los planos de detalle (geometría del elemento), pero también se pueden complementar con las descripciones de la memoria y las mediciones.

2.3. Referencias de origen y líneas de referencia.

Las referencias de origen deben estar contempladas en la información gráfica (planos) del proyecto o en su defecto, deben ser indicadas por la dirección de la obra. Al menos se necesita una base o punto de cota de referencia de partida para las alturas y los distintos niveles de tal forma que si se tiene por ejemplo una cota 0,00 y el elemento se encuentra a 1,00 basta con medir 1 m por debajo de la cota cero, marcar y pasar el nivel hasta la zona donde se ubica el mismo. Asimismo, se necesita una línea de referencia que sirva para cuadrar las geometrías por medio de paralelas y perpendiculares a la misma o sacando ángulos con respecto a la referencia inicial, en caso de que el elemento se deba colocar en el mismo.

2.4. Marcado del soporte.

Cuando se replantea sobre un soporte rígido, horizontal y nivelado, lo que se marca es el perímetro del elemento a colocar o los distintos contornos de los distintos elementos si hubiera más de uno. Para esto, se emplean la escuadra, la regla, el lápiz de marcar y el tiralíneas. Se puede dibujar la forma regular que se quiera como si se tratara de un plano. Solo hay que medir bien con el flexómetro y marcar con el lápiz, respetando las paralelas y perpendiculares, ayudándose de la escuadra. Se van trazando líneas paralelas y perpendiculares hasta que se acota el elemento y se acaba por dibujar su perímetro.

2.5. Medida. Alineación. Nivelación. Aplomado.

La medida es una distancia. Las medidas indican que distancia hay que desplazarse desde las líneas de referencia correspondientes para obtener otras líneas y definir la posición de los objetos. La medida también es una dimensión del elemento a colocar. Si se tiene que medir desde una línea de referencia, la medida debe marcarse perpendicular para no cometer errores debido a la inclinación del flexómetro. Por lo tanto, se debe medir en línea recta dentro de los ejes horizontales, verticales y de cotas.

2.6. Comprobaciones. Identificación de desviaciones. Reparto de errores dimensionales.

Una vez que el replanteo está completamente hecho, se deben comprobar los ejes principales, los plomos de los mismos y las medidas.

También hay que comprobar que todo está en orden justo antes de la colocación final, por si se hubiera borrado alguna marca o movido alguna camilla. La comprobación puede realizarse por medio de goma de agua para niveles y cinta métrica o flexómetro, escuadras y otros útiles rudimentarios de replanteo o con instrumentos topográficos, siendo el más completo la estación total. La estación total es un teodolito electrónico (mide ángulos), que incorpora un distanciómetro (medidor de distancias).

2.7. Aparejo. Planeidad. Desplome.

El aparejo es la forma o el modo en el que quedan colocados los materiales en una construcción. Para comprobar la calidad de los materiales o sus disposiciones, no solo se miden las dimensiones de los elementos y su posición con respecto a la planta y al alzado, también se comprueban su planeidad y su desplome. La planeidad se refiere a lo liso de su superficie en el sentido de su cota o del nivelado y el desplome es lo que sobresale de la línea de plomo, es decir, la disposición oblicua de una superficie respecto a la vertical.

2.8. Replanteo aplicado a la colocación de elementos singulares, construcción y obra civil.

A priori, se pueden utilizar los principios generales del replanteo y sus útiles para marcar, definir, sobre el soporte cualquiera de los elementos singulares de piedra natural.

– Encimeras: se pueden colocar sobre un soporte rígido o sobre pared. En el caso de que se coloquen sobre un soporte prefabricado, se comprobará que el soporte está nivelado y que es estable y resistente.

– Chimeneas: para su replanteo, se parte de la pared de referencia y se marca la forma exterior del contorno y espesores, tanto para hacer la fábrica de soporte como para obtener las dimensiones finales.

– Balaustradas y balconadas: su replanteo se caracteriza en que hay que realizar el reparto de los balaustres manteniendo la misma distancia en tres los ejes de los mismos.

Cuadro de texto: - Arte funerario: el elemento más repetido en el arte funerario es la tumba. Para replantear una tumba, primero hay que marcar el soporte sobre la que se colocan las piedras. Posteriormente, se marca en el soporte de planta la parte externa o perímetro y se deja el espesor hasta el soporte vertical. Luego se deben ir buscando la forma y los niveles de las partes interiores.

– Arte funerario: el elemento más repetido en el arte funerario es la tumba. Para replantear una tumba, primero hay que marcar el soporte sobre la que se colocan las piedras. Posteriormente, se marca en el soporte de planta la parte externa o perímetro y se deja el espesor hasta el soporte vertical. Luego se deben ir buscando la forma y los niveles de las partes interiores.

– Mobiliario urbano: su replanteo se caracteriza porque se suele realizar en espacios amplios donde las referencias suelen ser las viales. Se puede hacer con camillas para marcar la posición de los soportes y posteriormente el soporte (solera o cama de mortero) se marca con yeso sobre el terreno, para finalmente marcar y colocar el elemento.

– Esculturas, fuentes y otros elementos de decoración, arte y artesanía: las piezas que vienen enteras deben colocarse previo marcado de sus ejes y si se trata de elementos hechos a piezas, se empezará por replantear su nivel más bajo o base y luego se van montando las piezas conforme se sube de nivel. Es muy común ayudarse de una grúa en la colocación de este tipo de elementos.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
Abrir chat