1.7. Equipos individuales y colectivos

/ 1. Prevención de Riesgos Laborales/ 0 comentarios

7.Condiciones y prácticas inseguras características en el sector de la construcción


Se denominan acciones inseguras a aquellas que realiza un trabajador y que propicia la generación de un accidente.
Las prácticas inseguras más comunes en el sector de la construcción son:
Retirar las protecciones de una máquina.
Utilizar maquinarias sin tener los conocimientos necesarios.
No cumplir reglas o normas de seguridad en el trabajo.
No usar los elementos de protección personal.

Dejar de advertir o señalar un riesgo.
Retirar o inutilizar los dispositivos de seguridad.
Efectuar un trabajo sin tener conocimiento de cómo hacerlo.
Usar herramientas o equipos que se encuentren en mal estado.
No utilizar la herramienta adecuada o equipo adecuado al trabajo que se efectúa.

8.Importancia preventiva de la implantación de obras


8.1. Vallados perimetrales

En toda obra de excavación es necesaria la instalación de un vallado perimetral continuo de 2 m de altura, situado a igual distancia de los bordes de la excavación, que garantice la inaccesibilidad de toda persona ajena a la obra.
Colocación de cintas de seguridad. Estos elementos tienen por objeto delimitar el perímetro de la obra e impedir el paso al área de trabajo.
Para mayor seguridad, durante la noche podrán acompañarse de dispositivos luminosos intermitentes.

8.2. Puertas de entrada y salida y vías de circulación de personas.
Medidas de seguridad
.

Puertas de entrada y salida y vías de circulación de vehículos
Las vías de circulación destinadas a los vehículos deberán estar situadas a una distancia suficiente de las puertas, portones, pasos de peatones, corredores y escaleras.
Las dimensiones de las vías destinadas a la circulación de mercancías, incluidas aquellas en las que se realicen operaciones de carga y descarga, se calcularán de acuerdo con el número de personas que puedan utilizarlas y con el tipo de actividad.
Medidas de seguridad. Puertas de entrada y salida y vías de circulación de personas
Las puertas y portones que se abran hacia arriba deberán ir provistos de un sistema de seguridad que les impida volver a bajarse.
Las puertas y portones situados en el recorrido de las vías de emergencia deberán estar señalizados de manera adecuada.
En las proximidades inmediatas de los portones destinados sobre todo a la circulación de vehículos deberán existir puertas para la circulación de los peatones, salvo en caso de que el paso sea seguro para éstos.
Las puertas y portones mecánicos deberán funcionar sin riesgo de accidente para los trabajadores. Deberán poseer dispositivos de parada de emergencia.


8.3. Ubicación y radio de acción de grúas
Maquinillo


Identificación del Riesgo
Atrapamiento por o entre objetos en labores de mantenimiento, ausencia de carcasas protectoras.
Caída de objetos por eslingado deficiente, golpe de la carga contra objetos.
Caída de personas a distinto nivel en labores de montaje, desmontaje y mantenimiento, subir o bajar encaramado sobre el gancho, atar el cinturón de seguridad a la máquina, etc.
Contactos eléctricos directos por anulación de las protecciones eléctricas, falta de toma de tierra de la estructura del maquinillo, etc.

Medidas preventivas
Los maquinillos deberán estar dotados de barandillas de protección.
No se permitirá la sustentación del maquinillo por contrapeso, deben arriostrarse al forjado mediante tres puntos de sujeción.
Deberá poder leerse en caracteres grandes la carga máxima a izar, que coincidirá con la marcada por el fabricante.
La toma de corriente de maquinillos de obra, se realizará mediante manguera eléctrica antihumedad dotada de conductor para toma de tierra.
No deben realizarse operaciones de mantenimiento de los maquinillos sin desconectarlos de la red eléctrica.

Grúa torre
Identificación del Riesgo
Atrapamiento por o entre objetos.
Atropellos, colisiones, vuelcos.
Caída de personas a distinto nivel.
Contactos eléctricos directos.
Lesiones o golpes/cortes por objetos o herramientas.

8.4. Acometidas y redes de distribución


Se trata de los mismos riesgos que se producen en el sector eléctrico:
Caída al mismo y distinto nivel.
Choques contra objetos inmóviles.
Golpes/cortes por objetos o herramientas.
Contactos eléctricos directos e indirectos.
Incendios.
Proyección de fragmentos o partículas.
Exposición a contaminantes físicos y químicos.

Medidas preventivas
Todo trabajador que manipule una instalación eléctrica en baja tensión deberá tener formación específica y haber sido autorizado por el empresario.
En los trabajos esporádicos o donde no se puedan utilizar otros medios de trabajos en altura se utilizarán sistemas anticaída y arnés de seguridad.
La desconexión de la herramienta manual eléctrica siempre se hará tirando de la clavija de enchufe, nunca del cable.
Antes de comenzar los trabajos, informar a las personas afectadas por la instalación a reparar.
Siempre que sea posible, realizar los trabajos de tipo eléctrico sin tensión.
No realizar trabajos a la intemperie en situaciones climatológicas adversas.
Al finalizar las reparaciones se dejarán colocadas las protecciones que puedan haberse retirado y no se restablecerá el servicio de la instalación eléctrica hasta que se tenga completa seguridad.
Utilizar plataformas mecánicas móviles o telescópicas y escaleras de mano conforme a las características de las mismas.


Utilizar cascos protectores auditivos contra el ruido y mascarilla de filtro mecánico contra el polvo, máxime si este contiene sílice.

8.5. Servicios afectados

Controlar que el derecho no esté sujeto a servidumbres ya sea de paso, de vistas, etc., por existencia de aberturas en medianera u obras realizadas con antigüedad suficiente.
Relevamiento del estado de los muros perimetrales. Condiciones constructivas y conservación de los mismos. Condiciones de ocupación y uso: configuración de medianerías, desplomes, invasiones, etc.
8.6. Locales higiénico-sanitarios
Las construcciones que están destinadas al servicio del personal: servicios sanitarios, duchas, vestuarios, comedor, dormitorios temporarios, locales de resguardo y provisión de agua para uso humano, están especificadas en del Decreto 89/95.
No obstante, son necesarias otras construcciones destinadas a la protección de materiales y herramientas del personal y de la Empresa, así como espacios para oficinas y resguardo de documentos, planos y recaudos de uso en la construcción.


8.7. Instalaciones provisionales

Son aquellas construcciones de carácter generalmente transitorio destinadas al servicio de la obra.
La resolución de estas construcciones tiene alternativas de resolución no convencionales, por ejemplo:
Baños químicos.
Carrocerías de ómnibus o similares.
Contenedores acondicionados especialmente.
Silo para cemento portland.


8.8. Talleres

Si existe taller de ferralla, éste se encontrará claramente acotado y diferenciado del resto de la obra, y en él se cumplirán estrictamente las normas para lugares de trabajo.
En el taller de ferralla se extremarán las precauciones para evitar el contacto del acero con los cables eléctricos de conexión de las máquinas e iluminación.
El taller de ferralla dispondrá de iluminación suficiente.
Es imprescindible el orden y la limpieza en los lugares de elaboración y manipulación de ferralla, así como en los lugares de acopio.
Se extremarán las precauciones en los transportes de las armaduras de la obra.
La ferralla montada se transportará suspendida del gancho de la grúa mediante eslingas que la sujetarán de al menos dos puntos. La ferralla montada se transportará siempre en posición horizontal.


8.9. Acopios de obra

La estabilidad de las torretas de acopio de puntales se asegurará mediante la colocación de pies derechos de limitación lateral.
Los acopios de las cajas de plaquetas se apilarán repartidas junto a los tajos y evitando sobrecargas.
Nunca se dispondrán de forma que obstaculicen los lugares de paso.
El acopio, a ser posible, se realizará ordenadamente bajo techado.
Estará prohibido hacer fuego directamente sobre encofrados o en cercanías de acopios de maderas, cartones, etc.
Debe evitarse el acopio de materiales fácilmente inflamables (maderas, cartones, sacos, etc.) en lugares cercanos a la valla de obra, que puedan ser origen de incendio ocasionado por personal ajeno a la obra.

Señales gestuales
El conjunto de gestos codificados que se incluye no impide que puedan emplearse otros códigos, en particular en determinados sectores de actividad, aplicables a nivel comunitario e indicadores de idénticas maniobras.

En el ámbito industrial es preceptivo implantar la señalización acústica como alarma de puesta en marcha en aquellas máquinas en las que el maquinista, desde su puesto de control, no puede percibir visualmente todos los puntos de trabajo de la máquina, es decir, como señal de advertencia de un peligro.

Señalización de máquinas
Las máquinas deberán ir provistas de medios de señalización y/o de placas con las instrucciones de utilización, regulación y mantenimiento, siempre que ello sea necesario para garantizar la salud y seguridad de las personas expuestas.
Los requisitos obligatorios de circulación por carretera, las máquinas previstas para transportar al conductor deberán disponer del siguiente equipo:
Una bocina que permita avisar a las personas expuestas.
Un sistema de señalización luminosa que tenga en cuenta las condiciones de uso previstas como, por ejemplo, luces de freno, de retroceso, o de advertencia.

9.Equipos de protección individual: colocación; usos y obligaciones; mantenimiento


Al elegir los equipos de protección individual, el empresario deberá llevar a cabo las siguientes actuaciones, además de consultar con los representantes o con los propios trabajadores:
Analizar y evaluar los riesgos existentes que no puedan evitarse o limitarse por otros medios.
Definir las características que deberán reunir los EPI’s para garantizar su función.
Al elegir el EPI, verificar y comprobar que está certificado para el riesgo.

9.1. Colocación

Utilización y mantenimiento de los EPI’s
La utilización, el mantenimiento, el almacenamiento, la limpieza, la desinfección, cuando proceda y la reparación de los EPI’s se efectuará según instrucciones del fabricante. Es fundamental, por tanto, que antes de utilizar cualquier tipo de EPI, las lea atentamente. Sus condiciones de uso se determinan por:
La gravedad del riesgo.
Tiempo o frecuencia de exposición al riesgo.
Condiciones del puesto de trabajo.
Prestaciones de equipo.
Riesgos adicionales por propia utilización del equipo que no hayan podido evitarse.

9.2. Usos y obligaciones

Los trabajadores, según su formación y siguiendo las instrucciones del empresario, deberán:
Colocar el EPI en el lugar adecuado, después de su utilización.
Informar inmediatamente al superior jerárquico de anomalías o daños en el EPI.
Utilizar correctamente los EPI’s, según instrucciones del fabricante, manteniéndolos en buen estado de conservación.
Utilizar el casco de seguridad.
Utilizar calzado de seguridad con puntera reforzada, suela de goma antideslizante y plantilla interior contra los objetos punzantes.
En tareas en las que exista el riesgo de proyección de fragmentos o partículas utilice gafas de seguridad adecuadas o pantalla facial.
Si existe la posibilidad de exposición a ruido excesivo, use protectores o tapones.

9.3. Mantenimiento

El uso de EPI es una eficaz medida de prevención que permitirá evitar numerosos accidentes en la cabeza, manos, pies, ojos, etc.
Usar el casco, en todos los lugares de trabajo, para todos los trabajos que presentan riesgos de heridas en la cabeza debidos a caídas de herramientas, materiales o a choques.
Usar zapatos o botas de seguridad con plantilla y puntera de acero para evitar los pinchazos, aplastamientos, etc.
Usar los guantes adecuados a los trabajos que se han de ejecutar para evitar enfermedades de la piel, pinchazos, etc.
Utilizar gafas de protección o pantallas, para evitar las proyecciones en los ojos de fragmentos, chispas, líquidos cáusticos, etc.
Usar máscara respiratoria donde haya riesgo de emanaciones nocivas: gas, polvo, humos, etc.
Utilizar las protecciones contra el ruido previstas en la obra.

10.Equipos de protección colectiva: colocación; usos y obligaciones; mantenimiento


Tiene como finalidad actuar sobre la fuente que provoca la situación de riesgo, de forma que ofrezca una protección eficaz a todo el colectivo de trabajadores expuestos.
La Ley de Prevención de Riesgos Laborales cita en el Art. 15 como uno de los principios de la acción preventiva anteponer la protección colectiva a la individual. Así se elimina o minimiza la exposición del trabajador a la situación de riesgo. Como sistemas y medidas de protección colectiva cabe citar los siguientes:


10.1. Usos y obligaciones

Los riesgos o sus posibles consecuencias afectan a todos los componentes de la empresa, tanto humanos como materiales, además del medio ambiente en la que se ubica. Por lo tanto las actuaciones preventivas tendrán la finalidad de proteger y mejorar la situación de cualquiera de esos componentes, priorizando el elemento humano.
La formación, como cualquier otra actividad en la empresa, debe ser objeto de una planificación (programas), seguida de una realización práctica (impartición de la enseñanza) y de una evaluación de los resultados.
Algunos ejemplos de acciones formativas en materia de seguridad y salud laboral elegidos por su importancia son:
La utilización de máquinas, incluidas las portátiles.
Manipulaciones o trasvase de productos.
Operaciones de fabricación.
Operaciones de mantenimiento de los materiales y de las instalaciones del lugar de trabajo.
Conducción de vehículos, de aparatos de elevación.
Creación, modificación de un puesto de trabajo o de técnica que expone a nuevos riesgos.
Accidentes de trabajo o enfermedades profesionales o de carácter profesional.


10.2. Mantenimiento

El principio fundamental del mantenimiento es disponer de instalaciones, equipos u otros elementos que se empleen en el desarrollo del trabajo, en condiciones óptimas de utilización, de forma que aseguren la continuidad del proceso productivo y no generen riesgos adicionales al trabajador. Los tipos de mantenimiento que se pueden llevar a cabo son:
Correctivo: reparar todas las averías o defectos que se presenten a partir del momento en que se notifica la anomalía producida.
Preventivo: Verificación y sustitución de los equipos defectuosos, realizado en base a un programa/preestablecido anteriormente, de revisiones periódicas.
Predictivo: Prever el momento en que se origina el fallo o avería, para aplicar antes la situación correctora.

Resguardos y dispositivos de seguridad
Para eliminar o disminuir el riesgo existente en máquinas, equipos o instalaciones y para evitar las consecuencias en el caso de que aparezca el accidente, en numerosas ocasiones se utilizan resguardos y dispositivos de seguridad. Los tipos de resguardos son:
Fijo: No tiene movilidad en la posición que ha sido instalado.
Regulable: tiene la posibilidad de ajustarse en una determinada posición.
Distanciador: resguardo que no encierra por completo la zona de peligro, pero imposibilita su acceso.
Móvil con enclavamiento: en su posición móvil no existe posición de peligro, mientras que en la situación de enclavamiento no hay posibilidad de acceso a la situación peligrosa.
Apartacuerpos y apartamanos: su finalidad es alejar o separar físicamente cualquier objeto de la zona de peligro.
Ajuste mecánico: Las partes móviles se ajustan automáticamente sobre la superficie a trabajar.
Por otra parte los tipos de dispositivos que podemos encontrar en instalaciones y equipos de trabajo son:
Detector de presencia: produce la detección de los elementos móviles que originan el peligro.
Retención mecánica: retiene una parte peligrosa que se ha puesto en movimiento a causa de un fallo.
Mando a dos manos: impide el movimiento de las partes, sino se utilizan las dos manos para accionar los mandos.
Control del hombre muerto: la máquina o equipo funcionará mientras el operario tenga pulsado el mando, en el momento en que este de estar pulsado la máquina parará a funcionamiento de forma automática.
Operación secuencial: el cierre de un resguardo origina automáticamente el funcionamiento de otros dispositivos.
Limitadores: detienen o limitan el movimiento en situaciones de peligro. Entre los limitadores cabe destacar, los siguientes tipos: Limitador de carga. – Limitador eléctrico. – Limitador de carrera. – Limitador de térmicos. – Limitador de velocidad.

11.Medios Auxiliares: colocación; usos y obligaciones; mantenimiento

Puntales metálicos
Se prohíbe tras el desencofrado el amontonamiento irregular de los puntales.
Los puntales se izarán a las plantas en paquetes flejados por los dos extremos, o en jaulas preparadas.
El reparto de la carga sobre las superficies apuntaladas se realizará uniformemente repartido.
Estarán en perfectas condiciones de mantenimiento.
Los tornillos sin fin se tendrán engrasados para evitar esfuerzos innecesarios.
Estarán dotados en sus extremos de las placas para apoyo y clavazón.

Andamios metálicos tubulares
Durante el montaje de los andamios:
Se señalizarán las zonas de influencia mientras duren las operaciones de montaje y desmontaje de los andamios.
Se cuidará el buen asiento y nivelación en los arranques. Los tramos verticales (módulos o pies derechos) se apoyarán sobre tablones de reparto de cargas.
No se iniciará un nuevo nivel sin haber concluido el nivel anterior con todos los elementos de estabilidad y seguridad.
Los andamios se arriostrarán a la estructura o la fachada, con elementos rígidos, como mínimo cada 8 m. en horizontal y cada 6 m. en vertical.
Se dispondrán escaleras adecuadas para el acceso a los distintos niveles.
Durante el uso de los andamios:
Se revisará el andamio antes de cada comienzo de tajo.
Se delimitará la zona de trabajo, evitando el paso de personal por debajo. Se protegerá el riesgo de caída de objetos sobre la vía pública, mediante redes tensas verticales.
Se limitará el acceso a los andamios al personal exclusivamente que haya de trabajar en ellos.
Se prohibirá trabajar en estos andamios bajo régimen de vientos fuertes.
Bajo ningún concepto se manipularán los elementos de la estructura de seguridad del andamio.
Se mantendrá una perfecta limpieza de las plataformas de trabajo.

» Sopa de Letras sobre PRL «

Deja un comentario