2.3. Adhesivos

/ 2. Morteros y Hormigones/ 0 comentarios

1. Introducción

La puesta en obra de alicatados y solerías cerámicas por el sistema con mortero en capa gruesa está quedando paulatinamente en desuso, implantándose la colocación en capa fina, utilizando morteros y pastas adhesivas, elaborados industrialmente con dosificaciones fijas.

Se tratan en este capítulo esos materiales adhesivos y los materiales de rejuntado, que habitualmente se usan para la fijación de baldosas cerámicas a paramentos y suelos. Entre ellos podemos destacar los adhesivos cementosos, adhesivos de resinas en dispersión, y adhesivos y materiales de rejuntado de resinas de reacción.

 La normativa que nos ofrece la denominación, características y clasificación de los adhesivos.

Esta norma los divide en:

C: Adhesivo cementoso.

D: Adhesivo de resinas en dispersión.

R: Adhesivo de resinas reactivas.

2. Adhesivos cementosos

Los adhesivos cementosos o cementos cola se usan para la colocación en paredes o suelos de baldosas de piedra. Su uso está indicado tanto en interiores como en exteriores. Se define como mezcla de conglomerantes hidráulicos, cargas minerales y aditivos orgánicos, que solo tienen que mezclarse con agua o adición líquida justo antes de su uso.

Los adhesivos cementosos contienen cemento portland, como conglomerante principal, además de arenas y aditivos que mejoran la adherencia, deformabilidad, etc.

Las características más importantes a tener en cuenta a la hora de elegir el adhesivo adecuado a nuestras necesidades son las que siguen:

Adherencia, o capacidad de fijar una pieza al soporte. La adherencia se produce por medio de dos mecanismos conjuntos: adherencia mecánica, por penetración del adhesivo en los poros de los materiales a unir, y adherencia química, por contacto entre el adhesivo y la pieza. Con la adherencia debemos conseguir una sólida fijación del revestimiento al soporte y que esa sujeción tenga una duración extensa.

– Capacidad humectante o propiedad de la capa de adhesivo de humedecer la pieza.

– Deformación transversal, que es la deformación registrada en el centro de una capa de adhesivo endurecido cuando se le somete a carga en tres de sus puntos.

– Deslizamiento, que es el descenso que experimenta una baldosa colocada sobre una superficie vertical con una capa de adhesivo peinado.

– Tiempo abierto, el intervalo máximo tras aplicar el adhesivo, en el que las baldosas pueden ser colocadas sin menoscabo de la adherencia requerida.

– Tiempo de ajuste, el intervalo máximo de tiempo durante el que se puede ajustar una baldosa colocada con adhesivo sin que disminuya su adherencia.

– Tiempo de conservación, o periodo de tiempo durante el cual el adhesivo conserva sus propiedades en un almacenamiento en condiciones determinadas.

– Tiempo de maduración, o intervalo de tiempo entre el momento de la mezcla y el momento en que está apto para su uso.

– Vida útil, o tiempo máximo contado desde el momento de la mezcla, durante el cual el adhesivo se puede utilizar.

Según la norma UNE los adhesivos cementosos se clasifican según sus propiedades de adherencia y por sus propiedades adicionales:

Según la adherencia pueden ser:

Cl: adhesivo normal. Son adecuados para interiores, pavimentos exteriores y aplicaciones en inmersión en agua. Deben tener como aditivo resinas termoplásticas, aproximadamente hasta el 2% de su composición, con lo que mejoran sus propiedades de adherencia y le dotan de deformabilidad muy limitada.

C2: adhesivo mejorado. Son adecuados para aplicaciones más exigentes de adherencia, deformabilidad, resistencia a la intemperie, etc. Contienen aditivos para incrementar estas prestaciones, con resinas termoplásticas en proporción por encima del 2%. Presentan una trabajabilidad superior a los adhesivos normales, y un tiempo abierto más prolongado.

Según las propiedades adicionales tenemos tres subgrupos:

F: adhesivo de fraguado rápido (mínima adherencia de 0,5 N/mm2 antes de 24 horas).

T: adhesivo con deslizamiento reducido (máximo 0,5 mm).

E: adhesivo con tiempo abierto extendido (mínimo 30 min.).

También existe una codificación adicional, en la que se diferencian los adhesivos cementosos según su deformación trasversal:

S1: deformables, con una deformabilidad igual o superior a 2,5 mm e inferior a 5 mm.

S2: muy deformables, con deformabilidad igual o mayor de 5 mm.

3. Adhesivos de resinas en dispersión

Son productos que se presentan en forma de pasta lista para su uso y que son aptos para aplicaciones en revestimientos interiores. No aparece el cemento en su composición, y su principal ligante es una resina en dispersión acuosa. Se obtiene una buena adherencia y deformabilidad, además de mayor facilidad de uso.

Al igual que los adhesivos cementosos, que dispone las clases Dl y D2. En el caso de categoría Dl, lo conforman los adhesivos que cumplen las características obligatorias y, en el segundo caso, categoría D2, debe el material presentar además buena conducta ante temperaturas elevadas y utilizándolo en inmersión en agua.

3.1. Adhesivos y materiales de rejuntado de resinas de reacción

Son adhesivos que ofrecen elevadas prestaciones y, además, añaden características propias de estanqueidad, resistencia química, etc. Habitualmente se presentan en formato de varios componentes para mezclar entre sí y requieren manipulación cuidadosa.

Al ser materiales muy específicos, para conseguir unos óptimos resultados es necesario que la mezcla se realice por personal cualificado respetando escrupulosamente los porcentajes de mezcla, su amasado y su colocación, que vendrán indicados en las instrucciones del fabricante.

3.2. Materiales de rejuntado

Son los que se utilizan para rellenar las juntas entre las baldosas. Estas juntas, aparte de las características estéticas que le confieren a un revestimiento de piedra, también ofrecen unas utilidades técnicas que ayudan a que este sea más resistente en su conjunto y alcance una mayor vida útil. Así contribuyen a:

– Compensar las pequeñas diferencias de dimensiones de las piezas colocadas.

– Reducir el efecto por variaciones de planeidad en el conjunto del paramento.

– Absorber los esfuerzos a los que, por dilataciones se ve sometido.

– En el caso de plaquetas o baldosas poco permeables, las juntas se convierten en la única posibilidad de salida del vapor de agua desde el interior, y aumentar el nivel transpirable del revestimiento.

3.3. Componentes

En la composición de los adhesivos cementosos, su principal elemento es el cemento blanco o gris, mezclado con diferentes materiales según las características finales. Pueden llevar componentes minerales silicios y calizos. Según el tipo comercializado se le añaden diversas clases de aditivos orgánicos, como pueden ser: polímeros redispersables, fibras, modificadores, etc.

4. Dosificación, consistencia y plasticidad

La dosificación de los diversos tipos de adhesivos varía en relación a los componentes que lo integran. La dosificación de los adhesivos difiere de la forma de realizarlo en los morteros, pastas y hormigones, en los cuales, partiendo de los materiales básicos, tenemos posibilidad de conseguir variedad de prestaciones modificando la dosificación de los mismos.

En el caso de adhesivos, la dosificación se realiza siempre en el proceso de fabricación industrial, y nuestra tarea en obra consistirá en amasarlos añadiéndole la cantidad de agua.

Aplicaciones

A la hora de decidir el tipo de adhesivo apropiado, hay que tener en cuenta una serie de parámetros básicos:

– Lugar donde se va a colocar el revestimiento: revestimiento vertical u horizontal, interior o exterior.

– Tipo de soporte, tipo de material, su estabilidad y rigidez.

– Tipo de pieza a colocar, teniendo en cuenta su grado de absorción y su tamaño.

4.1. Normativa y ensayos

Los adhesivos se denominan y clasifican por la norma UNE-EN 12004.

La denominación y tipos de codificación de los materiales de rejuntado se regula en la norma UNE-EN 13888.

4.2. Ensayos

A fin de determinar la categoría de los adhesivos, se analizan una serie de características según ensayos normalizados recogidos en las normas UNE.

4.3. Sellos de calidad y marcas homologadas

A la recepción de adhesivos en obra se exigirá el Certificado de Homologación. Los adhesivos que se utilizan en construcción han de contar con los sellos de calidad que la normativa exige, especialmente el Marcado CE.

» Juego de relacionar imágenes «

Deja un comentario